La novela de Morgan Robertson se adelantó 14 años a la tragedia de uno de los naufragios más famosos de la historia, pero el motivo puede deberse más a una posible conspiración que a una visión del futuro.

Era la embarcación más grande a flote y la más grande de las obras de los hombres. En su construcción y mantenimiento fueron involucró a cada ciencia, profesión y comercio conocido por la civilización. En su puente había oficiales, quienes, además de siendo el elegido de la Royal Navy, había aprobado exámenes rigurosos en todos los estudios relacionados con los vientos, las mareas, corrientes y geografía del mar; no eran solo marineros, sino científicos. El mismo estándar profesional aplicado al personal de la sala de máquinas, y el departamento del administrador era igual al de un hotel de primera clase. Dos bandas de música, dos orquestas y una compañía teatral entretenían a los pasajeros durante las horas de vigilia; un cuerpo de médicos asistieron a lo temporal, y un cuerpo de capellanes a lo espiritual, bienestar de todos a bordo, mientras que una compañía de bomberos bien taladrada calmó los temores de los nerviosos y se sumó a la diversión general práctica diaria con su aparato. Desde su elevado puente corrían líneas telegráficas ocultas hasta la proa, la sala de máquinas de popa, el nido de cuervos en el trinquete, y a todas las partes del barco donde se realizó el trabajo, cada cable termina en un marcador marcado con un indicador movible, conteniendo en su alcance cada orden y respuesta requeridas para el manejo del casco macizo, ya sea en el muelle o en el mar — que eliminó, en gran medida, los gritos roncos y nerviosos de oficiales y marineros. Desde el puente, la sala de máquinas y una docena de lugares en su cubierta, las noventa y dos puertas de diecinueve herméticos los compartimentos se pueden cerrar en medio minuto girando una palanca. Estas puertas también se cerrarían automáticamente en la presencia de agua Con nueve compartimentos inundados, el barco todavía flotaría, por lo que no se conoce ningún accidente de la nave. el mar posiblemente podría llenar esta cantidad, el barco de vapor Titan se consideró prácticamente insumergible…

Es así como da inicio lo que podría ser una de las predicciones más acertadas de la historia, o la narración de una conspiración.

 

Dentro de las similitudes entre la novela y la vida real encontramos que

– Ambos eran barcos de pasajeros y los más grandes jamás construidos, capaces de transportar cerca de 3.000 personas. Ambos poseían 3 hélices.

– El Titanic desarrollaba una potencia de 46.000 HP y el Titán 40.000 HP además de medir lo mismo.

–  El Titan y el Titanic llevaban escaso número de botes salvavidas.

– Ambos barcos estaban considerados como insumergibles.

– Los dos barcos inician su  viaje en el mes de Abril.

– Ambas naves chocan con un Iceberg alrededor de la medianoche y se sitúan a pocas millas de distancia entre uno y eran propiedad de empresas navieras Británicas cuya sede estaba en Liverpool y con oficinas en Norteamérica.

– Ambas naves hacían la ruta entre Nueva York e Inglaterra con la salvedad de que lo hacían en sentido inverso.

En la novela de Robertson fallecían en el Titán unas 3.000 personas, sobreviviendo tan solo 13. En el Titanic fallecieron 1.522 personas, sobreviviendo tan solo 705.

¿Robertson era vidente, o pudo haber tenido acceso a cierta información? Por ejemplo un par de investigadores, Eaton y Hass ( “Titanic, destinado al desastre: las leyendas y la realidad”) encontraron un texto fechado en Londres de 1892, publicado en el New York Time de la época (Septiembre 17) que señala lo siguiente, cito: “La Compañía White Star ha encargado a los grandes constructores navales de Belfast, Harland & Wolf, la construcción de un buque de crucero para el Atlántico que batirá todos los récords de medidas y seguridad.

Entonces, al estar Robertson vinculado al mundo del mar y en el supuesto de que haya leído la noticia antes mencionada no le fue difícil imaginarse el escenario del desastre y las características del navío de su novela, que casi se pueden calificar de ser la misma historia, ya que varios barcos chocaban con icebergs en ese tiempo.

Robertson decía que tenía un ayudante espiritual que desde el “otro lado” (plano astral) le ayudaba a inspirarse. ¿Y le mostraba el futuro? Pero a continuación te presentamos algunos datos que refieren a una posible conspiración por parte de la familia Rotschild y los Rockefeller y la creación de la reserva federal-

"Futility"
14 años antes  del famoso naufragio se publicaba una novela que casi detalla el desastre

JP Morgan  financió el Titanic  pero canceló en el último segundo.

El amigo de JP Morgan, Milton Hersey, también canceló en el último momento y sobrevivió para construir el imperio de comida Hershey

No se encontraron bengalas rojas a bordo para hacer señales a los barcos de rescate. Sólo bengalas blancas que indican una fiesta y que todo está bien.

Fue el primer buque de su clase con la capacidad de sellar las cubiertas electromagnéticamente, por lo que también se podría sellar la cubierta con la gente bajo ella.

El capitán Edward Smith fue uno de los capitanes más condecorados de su época, algo que estaría fuera de lugar, teniendo en cuenta la falta de medidas de precaución tomadas.

Por otra parte se sabe que el Carpathia fué el barco que rescató a los sobrevivientes del Titanic, sin embargo el barco más cercano era el Californian, quien deliberadamente ignoró los llamados de auxilio del Titanic

El autor del libro murió envenenado un par de años después de que el Titanic se hundiera.

Por desgracia, muy poco o apenas nada conocida es la relación del Titanic con una de las mayores pérdidas de libertad de los estadounidenses. A comienzos del siglo pasado, eran tres las sagas de banqueros que más aguerridamente lucharon por establecer una banca central particularmente en EEUU. Por un lado, JP Morgan y por otro los Rothschild y los Rockefeller.

"Conspiración"
Straus, Guggenheim, y Astor Principales opositores a la reserva federal

De hecho juntos acabaron formando una suerte de cartel llamado Sistema de Reserva Federal. Sin embargo, había una serie de influyentes personas frontalmente opuestas a la creación de una banca central. Benjamin Guggenheim, un magnate de la minería y la metalurgia, era uno de ellos. Isidor Strauss, un muy importante empresario judío nacionalizado en EEUU propietario de lo que hoy son los grandes almacenes Macy’s, el segundo gran nombre en oponerse. Y por último, John Jacob Astor IV, bisnieto del considerado primer millonario de EEUU, militar y dedicado con éxito al negocio inmobiliario familiar. Los tres estaban entre los hombres más ricos del mundo,  eran un obstáculo para la creación de la banca central.

Lo cual significa que el gobierno ya no tenía derecho a imprimir su propio dinero para financiarse, por lo que el congreso tenía vía libre para cobrarles impuestos a los ciudadanos americanos por su rendimiento personal. Aquí es cuando el pueblo comienza a pagar impuestos sobre la renta.

La Reserva Federal produce los dólares, que son prestados al gobierno de Estados Unidos a cambio de obligaciones que sirven de seguridad para la misma. Esas obligaciones están en manos de los doce bancos federales, que anualmente cobran intereses de ellas. Esas mismas obligaciones le dan el derecho de embargar propiedades públicas y privadas en todo Estados Unidos. Un hecho que supuso un avance del socialismo bancario y que es desde 1929 y su crack hasta hoy la es una de las principales causas de recesiones y crisis económicas

Con el dinero de la Reserva Federal también presuntamente se financiaría la I Guerra Mundial, dos añoA después, en 1914.

.

Es poco lo que hoy día se puede llegar a comprobar,  y cada quien deliberar si Robertson fué parte de una conspiración o si solamente fué vidente de este enorme desastre.

Sigue con historias fascinantes en http://www.gaia.com/jaimemaussan

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre