Investigadores de la Universidad de Keele han descrito uno de los planetas más oscuros jamás observados.

Se trata de un gigante gaseoso tan próximo a su estrella que la orbita cada sólo 1,75 días

WASP-104b, es un Júpiter ardiente a 1.076 años luz y es tan oscuro como el carbón porque su atmósfera absorbe aproximadamente 97 a 99 por ciento de la luz visible que lo golpea desde su estrella

 También está bloqueado por mareas, lo que significa que un lado siempre mira hacia la estrella, mientras que el otro lado está más frío y más oscuro.

Los investigadores sugieren que la razón por la cual el planeta está tan oscuro es probable debido a que está bloqueado marealmente hacia su estrella.

Tal situación, sugieren, causaría que el lado que mira a su estrella (una enana amarilla) esté demasiado caliente para la formación de nubes o hielo, que normalmente ilumina un planeta al reflejar la luz.

Tal como reportan en arXiv, sospechan que el planeta también tiene una atmósfera muy espesa, que absorbe la luz. La atmósfera probablemente consiste en potasio y sodio atómico; ambos absorben la mayor parte de la luz en el espectro visible. Pero como los investigadores no pueden ver el planeta en realidad, tienen que adivinar qué aspecto tiene en realidad, sugieren probablemente una brasa purpúrea brillante.

Los planetas como el WASP-104b normalmente no se encuentran por observación directa a través de un telescopio, sino por el método de tránsito, al observar y medir cuánto se atenúa una estrella,y durante cuánto tiempo, a medida que un planeta transita por ella. Con planetas tan grandes como WASP-104b, los investigadores pueden usar el método de velocidad radial, en el cual una estrella se tambalea levemente debido a la gravedad de un planeta que lo orbita.

WASP-104b no es el planeta más oscuro detectado: el poseedor del registro es TrES-2b, que según investigaciones previas refleja solo el 0,1 por ciento de la luz que lo afecta.

Sin embargo, WASP-104b probablemente esté entre los tres primeros, estiman los investigadores, señalando que debido a la incapacidad de recopilar mediciones exactas, es difícil saber qué planetas son realmente más oscuros que otros. 

Descubre más en www.gaia.com/jaimemaussan 

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre