Los siete exoplanetas del sistema TRAPPIST-1 además de ser rocosos, podrían tener grandes cantidades de agua en su superficie, ya sea líquida, en forma de vapor, o como una corteza de hielo, según una investigación internacional liderada des de la Universidad de Berna (Suiza).

Según los datos publicados en el último número de la revista Astronomy & Astrophysics , el planeta TRAPPIST-e, el cuarto mundo del sistema, es el más similar a la Tierra y el mejor candidato a albergar agua líquida y vida. De hecho, por su abundancia en el contexto de formación de los sistemas planetarios, lo más probable es que la sustancia volátil predominante sea el agua, llegando a tener hasta 250 veces más agua que la propia Tierra.

El estado en el que se encontraría esta agua dependería de la temperatura en la superficie de cada uno de los planetas. En los mundos TRAPPIST-1-b y c, lo más probable es que esté en forma de vapor y forme densas atmósferas.

El sistema TRAPPIST-1, a 40 años luz de nuestro Sol, saltó a la fama en febrero del año 2017, cuando se anunció que contenía siete mundos de un tamaño similar a la Tierra – algo que nunca antes se habían descubierto, tantos planetas como el nuestro alrededor de una misma estrella.

Oscar Morales // Twitter: @Oscar_MMorales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *