Con más de 50 mil años de antigüedad la leyenda de los Wandjina, es quizá una de las evidencias más contundentes, que tiene la humanidad de su contacto con otras inteligencias

El 26 de marzo de 1838,  el célebre soldado y explorador George Grey realizó el sorprendente descubrimiento,de estas extraordinarias pinturas, con más de 7 metros de altura, las pinturas mostraban personajes con un rostro perturbador, caracterizado por la presencia de dos grandes cuencas oculares sobre una tez blanca como la nieve y carentes por completo de boca.

Las pinturas de Kimberley se convirtieron en un imán para todo tipo de investigadores, ansiosos por desvelar estos y otros interrogantes.

Pese a que inicialmente se consideró imposible datarlas mediante carbono-14 –inútil ante pigmentos de base mineral–, gracias a la ayuda del experto en arte prehistórico Grahame Walsh y a su perspicacia al analizar un avispero fosilizado, en 1996 el geólogo Richard Roberts cifró la antigüedad del yacimiento en alrededor de 17.000 años. En realidad, la solución a este enigma era evidente desde tiempo inmemorial para los descendientes de los primeros pobladores australianos, que transmitieron de generación en generación todo lo relativo a las pinturas.

"Wandjinas"

¿De donde viene la leyenda de los Wandjina?

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre