Cientos de esferas de metal que se hallaban depositadas en tres cámaras secretas en Teotihuacán

Un robot de exploración llamado Tláloc II-TC, que tiene una cámara de infrarrojos y un escáner de láser que genera una visualización tridimensional del espacio, ha descubierto cientos de esferas de metal que se hallaban depositadas en tres cámaras secretas en Teotihuacán, concretamente en el templo de la serpiente emplumada. Al penetrar en una parte de un túnel todavía por excavar encontró tres cámaras de entre 100 y 110 metros.

El pasaje subterráneo, descubierto en 2003, fue cerrado hace mil 800 años por los propios teotihuacanos y nadie había podido explorarlo por completo hasta ahora.

"Esferas en Teotihuacan"

Se piensa que estos objetos tienen aproximadamente mil 800 años de antigüedad y su tamaño oscila entre los 3.8 y los 12.7 centímetros. Están hechos de barro en el centro y de otros materiales orgánicos desconocidos, mientras que la superficie está cubierta de pirita, también conocida como “el oro de los tontos”, que les da un aspecto amarillo y resplandeciente en su capa exterior.

Se cree que las esferas pudieron haber sido algún tipo de tributo ya que el templo era utilizado por sacerdotes. Sin embargo, “nadie puede determinar su función, ya que se trata de un descubrimiento sin precedente”, dijo el arqueólogo Jorge Zavala.

Los arqueólogos del INAH realizaron estudios de imagen de estas esferas junto con otros artefactos encontrados en el templo, para entender mejor el rol que jugaban en la extinta sociedad mesoamericana.

Descubre lo mejor de la evidencia milenaria en Civilizaciones Antigüas en https://www.gaia.com/jaimemaussan

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre