Kepler se está quedando sin combustible.

El telescopio Kepler, lanzado en 2009 , tiene un solo instrumento a bordo, un fotómetro que se usa para observar la luz de estrellas distantes. Al hacer esto, puede detectar planetas mientras pasan por delante. Una vez que un planeta se ve transitando tres veces, puede confirmarse.

La mayoría de estos han sido grandes planetas como los  gigantes gaseosos que orbitan extremadamente cerca de su estrella. Sin embargo, también ha encontrado una serie de mundos tentadores del tamaño de la Tierra en zonas habitables.

La misión Kepler es diferente a otras maneras previas de buscar planetas; éste busca el tránsito o firma de los planetas. El tránsito ocurre cada vez que el planeta cruza la línea de la vista entre la estrella Madre del planeta y el observador.

Cuando esto pasa, el planeta bloquea parte de la luz de su estrella, teniendo como resultando un oscurecimiento. Kepler no tiene un medidor de combustible a bordo, pero al monitorear la presión del tanque de combustible y el rendimiento de sus propulsores, la  NASA ha podido calcular cuánto tiempo le queda.

TESS remplazará al telescopio Kepler

"Telescopio TESS"
El telescopio TESS reemplazará al Kepler en la caza de planetas

TESS dispone de una tecnología similar a la del telescopio KEPLER que hasta ahora ha detectado cerca de 2.700 exoplanetas potenciales, pero mucho más potente:

podrá cubrir 400 veces más espacio que otros telescopios, según su creador principal, George Ricker, del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

No olvides visitar www.gaia.com/jaimemaussan

 

LEAVE A REPLY

Escribe tu comentario
Ingresa tu nombre