Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

 

 

  

Miles Soloman, un estudiante británico de 17 años de edad, descubrió que los sensores de radiación de la Estación Espacial Internacional (EEI) estaban registrando datos erróneos.

El joven participa en un proyecto del Instituto de Investigación en Escuelas (IRIS, por sus siglas en inglés). Los estudiantes de todo el Reino Unido tienen la oportunidad de trabajar con los datos de la EEI en busca de anomalías y patrones que podrían conducir a nuevos descubrimientos.

Durante un análisis de los datos registrados durante la misión de Tim Peake, astronauta británico, en la estación espacial, Soloman se percató de que los niveles de radiación detectados estaban equivocados.

 
El alumno descubrió que, en los casos de ausencia de cualquier tipo de radiación, los detectores registraban valores negativos. Dado que no es posible que haya energía negativa, Soloman contactó con miembros de la NASA para comunicarles el fallo.

La NASA afirmó ser consciente del error, pero creía que el problema sucedía únicamente una o dos veces al año. Soloman, sin embargo, informó que, en realidad, el fallo se producía varias veces al día. El joven británico afirmó que su intención no era "probar que la NASA cometió un error". En realidad, le gustaría "trabajar para ellos y aprender de ellos", reveló.

Publicado en Ciencia y Tecnología

Perú registrará los niveles de radiación más extremos del planeta cuando se produzca este mes de febrero la etapa más calurosa del verano. Estimada en "19 puntos sobre una escala de 20", la radiación se percibirá de forma más intensa en las zonas altas de los andes peruanos.

La marca límite ya fue registrada en las ciudades de Junín y Cerro de Pasco, ubicadas ambas a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar, en el centro del territorio, afirma el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) de la nación latinoamericana. Desde la entidad se advierte asimismo de que otras regiones del sur, como Cusco y Puno, son susceptibles "de sufrir la radiación más extrema. Para considerar extremo un nivel se deben sobrepasar los 11 puntos, precisa el Senamhi.

En Lima, el pronóstico la radiación solar llegará a 15 puntos y la temperatura máxima subirá hasta los 33 grados. Las autoridades sugieren a la población "el uso de lentes oscuros, protector solar" así como resguardarse de la exposición directa al sol entre las 10:00 y 16:00 horas a fin de reducir los impactos negativos de la radiación.

Publicado en Medio Ambiente

Científicos NASA han publicado los resultados de un nuevo estudio sobre los efectos que la radiación cósmica pueden tener en la atmósfera. Los investigadores concluyen que las tripulaciones de los aviones que vuelan a gran altura, así como los pasajeros de estos vuelos, están sometidos a cierto nivel de peligro a causa de esta radiación, tanto como los cosmonautas.

El estudio arrancó en septiembre de 2015 con el experimento denominado NASA’s Radiation Dosimetry Experiment o RaD-X, en el transcurso del cual se usó un enorme globo lleno de helio para enviar instrumentos a la estratosfera y medir los niveles de la radiación cósmica que emiten el Sol y el espacio interestelar con ayuda de cuatro dosímetros a siete alturas diferentes. Los científicos compararon luego los datos y constataron el aumento constante de las tasa de radiación a medida que aumentaba la altura.

Los resultados, ponen de manifiesto que si los seres humanos están protegidos de esta radiación con los pies en la tierra, en las zonas de la estratosfera las partículas llamadas rayos cósmicos afectan a los objetos que se encuentran a estas alturas. En concreto, la radiación cósmica puede romper el ADN y provocar la liberación de radicales, alterando las funciones celulares.

La NASA asegura que este estudio ayudará a la industria de la aviación a mejorar los modelos meteorológicos espaciales y a crear sistemas de control de la radiación cósmica en tiempo real para poder proteger a los seres humanos de la exposición a la radiación en el futuro. Las predicciones de los niveles de radiación ayudarán a los pilotos comerciales a saber dónde y cuando estos niveles son especialmente peligrosos y a cambiar la ruta en función de ello, destaca la agencia.

 

 

 

Información e imégenes RT

Publicado en Ciencia y Tecnología
Martes, 26 Abril 2016 10:10

Chernobyl, a 30 años de la tragedia

Infierno, silencio, desinformación, terror, malformaciones son algunas de las palabras que se repiten y resisten al paso del tiempo en el relato de sobrevivientes de la explosión de la central nuclear de Chernobyl, en Ucrania, que este martes hace treinta años, el 26 de abril de 1986, liberó una cantidad de radiación equivalente a 400 bombas de Hiroshima.

El accidente de Chernóbil  fue un accidente nuclear sucedido en la central nuclear Vladímir Ilich Lenin  el sábado 26 de abril de 1986. Considerado, como el más grave en la Escala Internacional de Accidentes Nucleares (accidente mayor, nivel 7), constituye uno de los mayores desastres medioambientales de la historia.

Aquel día, durante una prueba en la que se simulaba un corte de suministro eléctrico, un aumento súbito de potencia en el reactor 4 de esta central nuclear produjo el sobre calentamiento del núcleo del reactor nuclear, lo que terminó provocando la explosión del hidrógeno acumulado en su interior. Básicamente se estaba experimentando con el reactor para comprobar si la energía de las turbinas podía generar suficiente electricidad para las bombas de refrigeración en caso de fallo (hasta que arrancaran los generadores diésel)

 

La cantidad de dióxido de uranio, carburo de boro, óxido de europio, erbio, aleaciones de circonio y grafito expulsados, materiales radiactivos y/o tóxicos que se estimó fue unas 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en1945, causó directamente la muerte de 31 personas y forzó al gobierno de la Unión Soviética a la evacuación repentina de 116 000 personas provocando una alarma internacional al detectarse radiactividad en al menos 13 países de Europa central y oriental.

Después del accidente, se inició un proceso masivo de descontaminación, contención y mitigación que desempeñaron aproximadamente 600 000 personas denominadas liquidadores en las zonas circundantes al lugar del accidente y se aisló un área de 30 km de radio alrededor de la central nuclear conocida como zona de alienación, que sigue aún vigente. Solo una pequeña parte de los liquidadores se vieron expuestos a altos índices de radiactividad. Los trabajos de contención sobre el reactor afectado evitaron una segunda explosión de consecuencias dramáticas que podría haber dejado inhabitable toda Europa

 

Publicado en Actualidad

Un trabajador de mantenimiento del cementerio notó la presencia de un paquete abandonado dentro de una estructura antigua en los terrenos de un cementerio de Jerusalén. De acuerdo con el protocolo de seguridad, el trabajador alertó de inmediato a las fuerzas policiales de la zona, que llevaron a cabo una explosión controlada dentro de la estructura para eliminar cualquier posible amenaza que pudiera suponer el paquete.

Las autoridades no pudieron determinar la naturaleza de este artefacto, por lo cual decidieron  transladarse a los usuarios de Facebook en busca de una respuesta. Miles de respuestas se hicieron presentes, desde dispositivo para la inseminación artificial de vacas, hasta un rodillo de cocina, entre muchas otras.

Finalmente, un usuario italiano logró dar con la respuesta correcta; se trata de un artefacto que actúa como escudo protector para la radiación, utilizado por aquellas personas que quieren establecer un equilibrio energético a su alrededor. El objeto lo vende una empresa alemana a un precio que oscila entre los 67 y 1.000 euros en función del tamaño.

Publicado en Notas Curiosas