Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

 

 

  

Las formas que tienen las plantas en ocasiones nos pueden resultar abrumadoramente hermosas, y aunque rara vez la botánica podría ser la inspiración para crear lámparas, para la diseñadora Mariana Folber, tiene sentido.

 

La inspiración para su serie de lámparas de plantas, que combina iluminación temporánea con la belleza de las formas de la botánica, surge de los meticulosos diseños de la naturaleza.

Las lámparas funcionan con focos LED y que están cubiertos por hojas de acrílico con un aspecto realista. Al ser encendidas, la electricidad fluye a través de las venas de la hoja que salen desde los tallos hasta las puntas con un brillo tenue que muestra el gran detalle de las plantas.

 

 

Publicado en Medio Ambiente
Jueves, 03 Noviembre 2016 07:55

Plantas biónicas que detectan explosivos

Científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts  han encontrado  la manera de transformar las hortalizas en un eficaz detector de bombas.

Al introducir  unos diminutos tubos en las hojas de las espinacas, lograron que éstas fueran capaces de detectar sustancias químicas que se usan para la fabricación de explosivos, como los que se encuentran en campos minados y municiones sepultadas.

Estas "plantas nanobiónicas"  pueden enviar información en tiempo real de forma inalámbrica a equipos manuales.

 

¿Qué hace posible esta tecnología y cómo funciona?

La respuesta está en las nanopartículas y nanotubos de carbono (pequeños cilindros de carbón) que los científicos implantaron en las hojas de las plantas de espinaca.

Son una especie de cilindros huecos extremadamente pequeños, cuyas paredes están formadas por átomos de carbono que componen una red de hexágonos.

Plantas nanobionicas del MITSe trata de una tecnología innovadora con "excelente conductividad eléctrica".

 

Cuando la planta detecta componentes químicos de explosivos en el agua subterránea que llega hasta ella, los nanotubos de carbono emiten una señal fluorescente casi infrarroja.

Y los investigadores pueden interpretar la señal gracias a una pequeña cámara de infrarrojos que va conectada a una minicomputadora Raspberry Pi o a un teléfono inteligente.

 

Científico trabajando en el MIT.

De hecho, esta es una de las primeras demostraciones de cómo se pueden integrar con éxito sistemas electrónicos en las plantas.

 

Estas plantas pueden usarse para aplicaciones de defensa, pero también para monitorear espacios públicos sobre actividades relacionadas con terrorismo, ya que  se muestra la detección por agua, pero también a través del aire. 

Las aplicaciones van más allá de la defensa y la seguridad. Por ejemplo, puede utilizarse para ayudar a solucionar problemas medioambientales, detectando sequías rápidamente y otras anomalías del suelo y del agua. Las plantas nanobiónicas permiten a los científicos captar señales situadas hasta un metro de distancia de las mismas.

El próximo objetivo es ampliar ese rango de distancia para así dotar de más poder a esas hojas de espinaca que, aunque no lo parezca a primera vista, poco tienen de inocentes.

Publicado en Ciencia y Tecnología

El concepto de la 'energía verde' ha obtenido un sentido mucho más claro, cuando científicos de Suecia anunciaron que lograron convertir rosas vivas en circuitos electrónicos. La flor electrónica fue desarrollada por científicos de la Universidad de Linköping, en Suecia.

Para obtener esta mágica transformación de las flores, los científicos introdujeron un polímero llamado PEDOT-S dentro de la rosa a través de su tallo. La planta absorbe el polímero utilizando el mismo sistema vascular  que transporta el agua y los nutrientes. En cuanto el xilema está dentro de los canales, el polímero se transforma en un 'cable' que conduce las señales electrónicas permitiendo que el agua y los nutrientes circulen dentro de la flor. Al conectar los cables con los electrolitos que rodean los canales en el tejido vegetal, los científicos han sido capaces de crear un transistor electroquímico y una puerta lógica digital, elemento básico de los sistemas informáticos.

Los especialistas también introdujeron otra variante de PEDOT-S en las hojas, donde se forman píxeles. La tensión aplicada hace que los píxeles cambien de color como una pantalla.

Ahora realmente se puede empezar a hablar sobre la 'energía de las plantas'. Se puede colocar sensores en las plantas y utilizar la energía formada en la clorofila, producir antenas verdes o crear nuevos materiales. Todo ocurre de forma natural y utilizando sistemas muy avanzados y únicos de las plantas.

Publicado en Ciencia y Tecnología

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) investiga y crea nanocápsulas a partir del extracto de plantas que mostraron efectos benéficos contra el cáncer de mama.

En un comunicado del Instituto, el investigador del Centro de Investigación en Ciencia Aplicada y Tecnología Avanzada (CICATA), Unidad Legaria, Eduardo San Martín Martínez, señaló que en estudios in vitro con células tumorales de mama se logró obtener resultados positivos para matar células malignas con diversos extractos puros de plantas.

Dijo que con esta nanotecnología se pretende administrar fitofármacos que se direccionan de forma específica al tumor, lo que permitiría reducir el daño a las células sanas y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

El científico detalló que las plantas como la cancerina, cuachalalate, hierba del cáncer, hierba del sapo, muicle y tejocote, se sanitizan, se secan y se muelen para extraer sus compuestos con solventes, que serán concentrados y secados por liofilización.

San Martín Martínez agregó que los extractos se purifican por métodos cromatográficos y sus compuestos químicos se analizan para elaborar las nanocápsulas, luego se purifican y se analizan para obtener los compuestos puros.

El científico añadió que la investigación “Nanoencapsulación de fitofármacos a través de liposomas y/o nanocápsulas poliméricas” tiene un avance superior al 60 por ciento.

Mencionó que las plantas por contener diversos compuestos químicos se emplean para uso humano en varios padecimientos, incluidas aquellas que sirven como analgésicos, antiinflamatorios, antidiarreicos y antisépticos.

 

 

Publicado en Salud