Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

 

 

  

De acuerdo a una imagen tomada el 5 de marzo por el satélite estadounidense Landsat 8 algo muy extraño esta pasando en la Antártida; el hielo marino en Granite Harbor, una bahía situada cerca del mar de Ross, posee un tono verde.

De acuerdo con el glaciólogo marino Jan Lieser, el tono verde del hielo probablemente se debe al trabajo del fitoplancton. De acuerdo con el medio, el mismo crece en la Antártida en verano, puntualmente en el hemisferio sur en el periodo desde octubre a febrero. Actualmente en la Antártida es otoño, pero los especialistas del Observatorio de la Tierra de la NASA afirman que el fenómeno también puede ocurrir durante esta estación.

De tal modo, el fitoplancton que floreció al final de la temporada parece haber quedado atrapado en el hielo marino recién formado, dándole un tono verde. En el otro extremo del globo, también las aguas del Ártico experimentan floraciones de fitoplancton, señala el portal.

 

Publicado en Medio Ambiente

Por esto, investigadores de la Universidad Estatal de Arizona sugieren  construir 10 millones de bombas impulsadas por energía solar para producir agua y derramarla sobre la capa de hielo, donde se congelará rápidamente.

Poder realizarlo sería complicado y costoso; se calcula que valdría 500.000 millones de dólares- y, por ahora, la propuesta es solo teórica

“Para el 2030 no habrá hielo en el mar en verano y nada de lo que hagamos en el escenario mundial cambiará eso con suficiente anticipación. No vamos a lograr reducir las emisiones de dióxido de carbono a tiempo para prevenir las consecuencias”, dijo el profesor de astrofísica Steven Desch.

¿Cómo funcionaría?

Las bombas gigantes de agua estarían en boyas flotantes en el océano Ártico. Tomarían agua de debajo del hielo, la almacenarían en un tanque y luego se   derramaría encima del hielo. La parte superior de la capa de hielo es la más fría, así que poner el agua ahí encima la congelaría más rápido, explicó Desch.

Las máquinas funcionarían gracias a energía eólica.  El equipo de científicos calcula que se necesitarían 10 millones de esas máquinas para agregar un metro de hielo marino por cada décima de kilómetro cuadrado, durante un invierno.

 

 

Publicado en Medio Ambiente

Los científicos han encontrado pruebas de la existencia en Plutón de unas formaciones de nieve y hielo que hasta ahora solo se habían visto en la Tierra, informa la agencia espacial NASA en su página oficial.

El descubrimiento ha sido realizado utilizando un modelo similar al que emplean los meteorólogos para pronosticar el tiempo y una simulación por ordenador de la física del hielo evaporado. Formadas por la erosión, estas formas, conocidas como 'penitentes', son depresiones en forma de cuenco con unas agujas de varios cientos de metros alrededor del borde. Reciben su nombre porque tienen un aspecto similar al de los penitentes de las procesiones de Semana Santa.

La investigación, encabezada por John Moores de la Universidad de York en Toronto (Canadá) y realizada en colaboración con científicos del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins y el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, indica que estas formas de hielo también pueden existir en otros planetas donde las condiciones ambientales son similares.

En la Tierra, por su parte, solo se encuentran en los Andes por encima de 4.000 metros, donde el aire es delgado y el punto de rocío nunca está por encima de la congelación. Allí, la nieve y el hielo no se derriten, sino que se subliman. La identificación de estas crestas en el área informalmente llamada Tartarus Dorsa de Plutón sugiere que para que se formen penitentes es necesaria la presencia de una atmósfera, lo que, según Moores, explicaría por qué no se han detectado previamente en otros satélites helados o planetas enanos.

Publicado en Astronomía

Plutón, el planeta enano más lejano de nuestra galaxia, puede estar escondiendo un océano de hielo bajo su superficie, según dos nuevos reportes.

Los documentos buscan explicar por qué Sputnik Planitia (una cuenca de 1.000 kilómetros de ancho, cubierta de nitrógeno, que tiene forma de corazón) está permanentemente alineada con Charon, la luna del planeta enano.

  1. El primer documento, sugiere que la cuenca Sputnik Planitia se llenó de hielo y alteró las fuerzas de marea entre Pluto y Charon.
  2. El segundo, sugiere que la reordenación fue causada por las fuerzas de marea como resultado de un océano subterráneo parcialmente congelado.

 

 

 

 

Las pistas provienen de la información recolectada por la sonda espacial New Horizons de la NASA, que pasó por Plutón en julio de 2015. Los investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) han sido parte del equipo del New Horizons.

 

 

Se cree que Sputnik Planitia se formó hace miles de millones de años cuando un asteroide se estrelló contra la superficie de Plutón, dejando un cráter que se llenó de nitrógeno en los últimos 10 millones de años.

La misión New Horizons de la NASA, que fue lanzada en 2006, capturó imágenes de esta luminosa región cuando pasó por el planeta enano el año pasado.

Publicado en Astronomía

Un nuevo video 'timelapse' de la NASA  nos muestra la reducción de la cantidad de hielo marino del Ártico en los últimos 30 años. El hielo marino del Ártico está perdiendo masa y está notando cada vez más los efectos del calentamiento de las aguas y la atmósfera.

                     
 
 

"Lo que hemos visto a lo largo de los años es que el hielo más antiguo está desapareciendo", lamenta Walt Meier, investigador del hielo marino del Centro Goddard Space Flight de la NASA en Greenbelt (EUA).

El Estudio de Visualización Científica de la NASA ha creado una muestra visual de la drástica escala a la que viene reduciéndose el hielo marino del Ártico desde 1984.

Publicado en Medio Ambiente

Científicos han estado supervisando una fractura en una de las mayores plataformas de hielo del mundo,  e informaron que en los últimos 5 meses, ha crecido un extra de 22 km de longitud, y ahora se extiende por un total de 130 km.

Ahora es sólo cuestión de tiempo antes de que el gran trozo de esta plataforma de hielo, conocido como Larsen C, se libere provocando la tercera mayor pérdida de hielo de la Antártida en la historia registrada.

Situado en la costa de la península Antártica,  la plataforma de hielo Larsen se divide en tres plataformas de hielo más pequeñas: Larsen A, B y CLarsen A y B ya han padecido una drástica reducción en las últimas dos décadas, y ahora Larsen C, la más grande de ellas, está en problemas. 

Investigadores del proyecto MIDAS del British Antartic Survey, que participan en equipos de varias universidades del Reino Unido, informan que se espera que alrededor del 12% de toda la plataforma de hielo Larsen C se rompa, dejando una enorme plataforma de hielo expuesta.  

"El modelado por ordenador afirma que el hielo restante podría llegar a ser inestable, y que Larsen C podría seguir el ejemplo de su vecino Larsen B, que se desintegró en 2002 después de que se separó", explicaron los investigadores.

Lo que queda de la plataforma de hielo Larsen B perdió un trozo de hielo del tamaño de Rhode Island en 2002; ahora tiene una superficie de 1,600 km cuadrados y se espera que se desintegre a finales de ésta década. Eso es bastante devastador, si se considera que Larsen B se ha mantenido estable durante los últimos 12,000 años. 

 

Publicado en Medio Ambiente
Viernes, 22 Abril 2016 11:20

El hombre de hielo fue 'revivido'

Pese a llevar momificado 5.300 años, Ӧtzi, un ser humano que vivió en los Alpes  y bautizado como el 'hombre de hielo', ha sido 'revivido' por un equipo de científicos que han elaborado una fiel réplica de tamaño natural gracias a la utilización de una impresora 3D

De esta forma, los científicos se sirvieron de tomografías computarizadas para realizar una reconstrucción con resina, la cual posteriormente fue esculpida y pintada a mano por el artista estadounidense Gary Staab. 

En total, se han realizado tres reproducciones: una de ellas formará parte de una exposición itinerante que recorrerá América del Norte y comenzará en el Museo de Ciencias Naturales de Raleigh (EE.UU.) en octubre de 2017 y las otras dos serán utilizadas con fines didácticos en el laboratorio genético de Cold Spring Harbor DNA Learning Center (DNALC), en Nueva York. 

 

 

 

La momia fue descubierta en el año 1991 por dos alpinistas en un glaciar situado entre Austria e Italia a 3.210 metros de altura. Su estudio ha sido fuente de numerosos hallazgos, como, por ejemplo, que murió de forma violenta al encontrarse fragmentos de flecha en su pecho o el hecho de que posea en su estómago la bacteria Helicobacter pylori de tipo asiático, lo que sugiere que una de las grandes olas migratorias de Oriente Medio hacia Europa fue más reciente de lo que se creía. Además, Otzi fue hallado junto con un hacha y un bolso y posee un total de 61 tatuajes en su cuerpo.

 

Publicado en Notas Curiosas

Los arqueólogos del museo de historia de la ciudad mongola de Khovd encontraron en las montañas del Altái la momia de una mujer de origen túrquico. La antigüedad del hallazgo es de más de 1.500 años.

Tras las excavaciones realizadas en el lugar, antiguamente ocupado por asentamientos de pueblos túrquicos, los científicos encontraron una momia que supuestamente pertenece a una mujer. La momia se conservó perfectamente gracias a las bajísimas temperaturas que se alcanzan en la zona

Durante las excavaciones también se encontraron una silla, riendas, restos de un caballo, un jarrón de barro y una artesa de madera. El hecho de que entre los objetos enterrados junto con el cadáver no hubiera ni arcos ni flechas hizo suponer a los investigadores que la momia pertenece a una mujer.

 

Las primeras tribus túrquicas aparecieron en Asia Central a principios del siglo VI, y más tarde llegaron al territorio de Siberia. Según manuscritos chinos, estos pueblos tenían su propia lengua, cultura y escritura.  Durante la ceremonia funeraria depositaban en la tumba todos los objetos que creían que el difunto podría necesitar en el inframundo.

Publicado en Notas Curiosas

Según los datos del National Snow and Ice Data Center (NSIDC) y la NASA, la formación de hielo invernal del Ártico se ha reducido a un mínimo histórico. Es el segundo año consecutivo que el máximo volumen anual de hielo alcanza este hito, informa el sitio web de la agencia espacial.

Cada año, la superficie de agua congelada que flota en la superficie del océano Ártico y sus mares vecinos se derrite durante la primavera y el verano y vuelve a crecer en los meses de otoño e invierno, alcanzando su punto máximo anual entre febrero y abril.

Este 24 de marzo, el hielo oceánico alcanzó un máximo de 14,52 millones de kilómetros cuadrados, el registro más bajo que se tiene desde que se iniciaron las mediciones con satélite. En 2015, la extensión de hielo se situó en los 14,54 millones de kilómetros cuadrados. 

 

Según Walt Meier, científico del hielo marino en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, el calor atmosférico ha contribuido probablemente a que se registre esta medida máxima, con temperaturas de hasta 6 grados centígrados por encima de la media en los bordes del casquete de hielo marino, donde este es más delgado.

 

 

Publicado en Medio Ambiente

Tras completar el examen de una de las fotos de alta resolución de Plutón, la NASA ha llegado a interesantes conclusiones. En la foto aparece la montaña apodada por la agencia Wright Mons, que podría ser uno de los dos potenciales criovolcanes del planeta enano.

Según la NASA, Wright Mons es "enorme", ya que mide 4 kilómetros de altura y 150 kilómetros de ancho, lo que lo convierte en el volcán de hielo más grande jamás hallado en el Sistema Solar exterior.

Lo que más desconcierta a la NASA es la presencia de un solo cráter de impacto en su superficie, lo que puede significar que "fue creado en un pasado relativamente reciente". En este caso, es probable que el Wright Mons entrará en erupción en un momento reciente de la historia de Plutón, lo que demostraría su carácter volcánico.

 

Publicado en Astronomía
Página 1 de 2