RT Vermilion - шаблон joomla Скрипты

 

 

 

Un grupo de astrónomos de la NASA, ha detectado varios cometas 'suicidas' hundiéndose en la estrella joven HD 172555  situada a unos 95 años luz de la Tierra. El hallazgo fue posible gracias a las observaciones del telescopio espacial Hubble que detectó dos fenómenos por separado con un intervalo de seis días.

La estrella donde ocurrieron estos fenómenos se encuentra en la Asociación estelar de Beta Pictoris, que es el conjunto de estrellas jóvenes más cercano a la Tierra. La propia HD 172555 tiene  la antigüedad   de 23 millones de años y es considerada 'adolescente' en comparación con el Sol, que tiene 4.600 millones de años de edad.

El hallazgo permitirá saber más sobre el efecto que la caída de estos cometas pudo tener en las etapas tempranas de nuestro sistema solar y también en actualidad, ya que, precisamente, estos objetos espaciales tal vez transportaron agua a la Tierra y a otros planetas

Los astrónomos no vieron exactamente a los cometas cayendo de la órbita de la  estrella, sino que detectaron el movimiento rápido de gases de silicio y de carbono a una velocidad de 580.000 kilómetros por hora cerca del disco.

La explicación más probable es que los gases de formaron después de que unos objetos parecidos a cometas se fragmentaron al atravesar este disco, Sin embargo, sin más datos adicionales no se puede saber con certeza si de verdad se trata de cometas o de algún otro tipo de objeto, como asteroides.

Publicado en Astronomía

Durante 2016 la NASA rompió un récord de exploración del universo que incluyeron numerosos avances tecnológicos, científicos y en temas de exploración del espacio.

Se trató de un “progreso récord en nuestros objetivos de exploración”, dijo Charles Bolden, Administrador de la NASA, quien añadió que los científicos avanzaron en las capacidades para explorar mucho más el Sistema Solar mientras “aumentamos las observaciones de nuestro hogar y nuestro universo, aprendiendo más sobre cómo constantemente vivir y trabajar en el espacio”

  • La sonda espacial Juno llega a Júpiter: Luego de casi cinco años de viaje a través del Sistema Solar, la sonda espacial Juno entró en la órbita de Júpiter el pasado 4 de julio. La sonda tuvo que realizar una complicada maniobra para reducir suficientemente la velocidad como para permitir que se detuviera en órbita: se encendió su motor principal durante 35 minutos y frenó con eficacia para reducir la velocidad de la nave espacial en cerca de 542 metros por segundo. Es la primera nave espacial en orbitar Júpiter desde Galileo, que se estrelló deliberadamente contra el planeta el 21 de septiembre de 2003, para proteger uno de sus descubrimientos: un posible océano debajo de la luna Europa.

 

 

 

  • Nuevo telescopio espacial para revelar los secretos del universo: Después de años de estudios preparatorios, la NASA inició en febrero de este año una misión astrofísica “para ayudar a desbloquear los secretos del universo”. Para ello crearon el telescopio Wide Field Infrared Survey Telescope (WFIRST). Este tiene una vista 100 veces más potente que la del telescopio espacial Hubble y será de gran ayuda para los científicos de la NASA en investigaciones sobre energía y materia oscura, así como para explorar la evolución del cosmos.

 

  • Descubren 1.284 planetas nuevos: En mayo de 2016, la NASA hizo el hallazgo de planetas más grande en la historia al encontrar 1.284 nuevos. La misión Kepler hizo el descubrimiento y verificación de los nuevos planetas. El análisis de los nuevos planetas se dio en base al catálogo de la misión Kepler en julio de 2015, que había identificado 4.302 potenciales planetas. Los más de 1.200 planetas cumplen con el 99% de los requisitos para ser considerados como tales, a diferencia de los demás, que requerían un estudio adicional pues eran propensos a no ser planetas reales. En julio de 2015, la NASA anunció que había encontrado el exoplaneta Kepler-452b que tiene aproximadamente el mismo tamaño de la Tierra y está en una "zona habitable" alrededor de una estrella como el Sol.

 

 

 

  • ¿Hay agua en una de las lunas de Júpiter? Gracias a las observaciones hechas a través del telescopio Hubble, los científicos recogieron evidencia que sugiere que habría columnas de agua saliendo de Europa. Se les conoce como plumas, que son columnas de fluido o vapor. La NASA dijo que “Europa (la luna de Júpiter) tiene un océano global enorme que contiene hasta dos veces la cantidad de agua que los océanos de la Tierra, pero está protegida por una capa de un material desconocido inusualmente duro y frío. Las plumas proveen una oportunidad de tomar muestras de lo que sucede bajo la superficie sin tener que perforar el hielo”.

 

  • Scott Kelly regresa del espacio después de un año: El 1 de marzo, los astronautas Scott Kelly, Mikhail Kornienko y Sergey Volkov volvieron a la Tierra después de completar una misión de casi un año en la Estación Espacial Internacional, un récord para un astronauta estadounidense. El veterano del espacio fue testigo de algunas de las escenas más impresionantes de la Tierra durante su misión, como observar la aurora boreal, pasar por encima de las Bahamas y ver enormes tormentas como el huracán Patricia. En marzo de este año, la NASA capturó también los primeros minutos de la explosión de dos estrellas y observaron, por primera vez, la onda de choque generada por el colapso de una supernova.

 

La NASA resaltó una gran cantidad de proyectos de investigación y avances tecnológicos durante 2016, como por ejemplo un contrato por 20 millones de dólares con la compañía Lockheed Martin para que desarrolle un diseño preliminar de un avión de pasajeros más silencioso designado para volar más rápido que la velocidad del sonido.

Publicado en Astronomía

Una teoría que desafía una de las ideas más básicas del Universo (que la velocidad de la luz es constante) puede alterar completamente nuestra comprensión del Universo si se demuestra su validez, algo que no ha sido posible hasta la fecha. Así, se trata de uno de los experimentos más significativos jamás emprendidos.

La suposición de la invariabilidad de la luz jugó un papel clave para explicar lo sucedido durante las etapas tempranas del Universo, segundos después de que se produjera el Big Bang. Sin embargo, un equipo de científicos británicos sostiene que esta pudo haber sido mucho más alta en el Universo temprano de lo que lo es actualmente.

 

Todas las estructuras del Universo, por ejemplo las galaxias, se formaron por fluctuaciones en el universo temprano, que han quedado impresas en el fondo del microondas cósmico (CMB) en forma de "índice espectral".

Si la revolucionaria teoría es correcta, este índice tendría que ser 0,96478, una cifra que se encuentra cerca de la estimación actual de lecturas del CMB de los investigadores, que actualmente se sitúa en 0,968, con algún margen de error. Actualmente, los científicos están recibiendo lecturas cada vez más precisas de esta cifra.

 

 

 

Publicado en Ciencia y Tecnología

Contrariamente a la creencia general, la mayoría de las estrellas están lejos de presentar una forma esférica. Sin embargo, ahora un grupo internacional de astrofísicos acaba de toparse con una excepción inesperada tras medir la esfericidad de una estrella de rotación lenta codificada como Kepler 11145123 y ubicada a 5.000 años luz de distancia de la Tierra.

Tras analizar su espectro de frecuencias con un método astrosismológico, los investigadores descubrieron que el radio polar del cuerpo celeste es diferente del ecuatorial en tan solo tres kilómetros. Para una estrella tan grande como esta (sus 3 millones de kilómetros de diámetro la hacen 2,24 veces mayor el Sol), la diferencia es casi inexistente, algo que la convierte en la más esférica de las conocidas en el universo.

 

A modo de comparación, el radio polar del Sol es 10 kilómetros menor que el ecuatorial, mientras que el radio polar de la Tierra es 21 kilómetros menor que el ecuatorial, lo que se debe a que la fuerza centrífuga achata por los polos cualquier cuerpo en rotación.

Los científicos atribuyen la poca esfericidad de la Kepler 11145123 a su lenta rotación-tarda 80 días en completar un giro, en comparación con los 27 del Sol.

Publicado en Astronomía
Lunes, 24 Octubre 2016 08:03

Capturan una extraña foto de Jupiter

Una muy  extraña imagen de Júpiter, en la que el planeta parece  tener ojos y boca, ha sido creada por el científico amateur Randy Ahn a partir de imágenes del Polo Sur del planeta obtenidas por la cámara de la sonda espacial Juno.

En la instantánea obtenida por Juno solo queda iluminada mitad del lejano planeta, por lo cual que Ahn recurrió a técnicas de montaje: copió y volcó en el otro lado la media sonrisa para lograr una sonrisa completa. Luego procesó la foto para darle un tono amarillo.

Ahn es uno de los científicos que ayudan a los investigadores de la NASA a procesar los datos obtenidos por la cámara de la nave espacial Juno.

"Estas imágenes de JunoCam, creadas por amateurs, no solo se usan para suscitar el interés de los medios y el público sobre esta misión en el planeta más masivo del sistema solar, sino también para despertar interés en el equipo científico de Juno", NASA.

 

Publicado en Astronomía

Matemáticos canadienses y egipcios han elaborado una nueva teoría científica que pretende explicar qué había en el universo antes del Big Bang. Los investigadores han sugerido que el universo atraviesa de forma cíclica cuatro fases distintas. A su juicio, antes hubo otro universo, es decir, otra "fase cosmológica".

El universo se expande de forma acelerada, pero, según las ecuaciones del nuevo modelo teórico, se producirá un cambio motivado por la mecánica cuántica que acabará deteniendo el proceso. Ello llevará al universo hacia atrás antes de volver a expandirse.

Según  uno de los autores del estudio, el equipo ha aunado mecánica cuántica y cosmología al emplear una versión modificada del principio de incertidumbre generalizada (GUP, por sus siglas en inglés). El autor sintetiza sus conclusiones: "En nuestro modelo cosmológico el universo no empezó con una gran explosión; hubo una transición de una fase a otra".

 

 

"Ello es posible porque el universo puede existir en cuatro fases, como el agua puede existir en tres fases diferentes", explica. "De la misma manera que sabemos de las propiedades del hielo al estudiar el agua que lo ha formado, podemos saber de la cosmología previa al Big Bang al estudiar la física del universo", precisa.

"Otros cosmólogos han sugerido el escenario de la Gran Explosión y de Gran Implosión, pero su modelo presenta singularidades". Para la física estas no son positivas porque "señalan a un lugar donde las leyes de la física se quiebran (..) La singularidad del Bing Bang puede ser evitada al aplicar las correcciones del GUP a la cosmología", asevera.

Publicado en Astronomía

Un grupo de astrónomos de Alemania, Estonia, Estados Unidos y Rusia no han detectado cambios periódicos en la luminosidad de la estrella KIC 8462852 y, por tanto, han puesto en duda el supuesto hallazgo de otros investigadores sobre posibles objetos construidos por alienígenas, que orbitarían alrededor de ese astro y bloquearían hasta un 22 % de su luz.

Para alcanzar esta conclusión, el equipo internacional ha empleado datos del Observatorio de Sonneberg (Turingia, Alemania), que aseguran que certifican que el brillo de KIC 8462852 no varió entre 1934 y 1995.

Esa estrella, que se encuentra en la constelación de Cygnus y a 1.480 años luz de la Tierra, tiene una masa y un radio 1,5 veces superiores a los del Sol. 

Publicado en Astronomía

Una teoría de la física de partículas sugiere que, realmente, existen nueve dimensiones y los agujeros negros podrían ser la clave para alcanzarlas, con lo cual serían portales a otros universos.

Esta teoría indica que múltiples dimensiones podrían ocultar más universos y forma parte de la teoría de cuerdas, que "sugiere que los bloques de construcción de la naturaleza básicos, en vez de ser partículas, podrían ser cuerdas, planos y las generalizaciones dimensionales superiores, colectivamente llamadas branas. 

Las ecuaciones de la teoría de cuerdas, que necesariamente incluye branas, solo tienen sentido en nueve dimensiones espaciales, en lugar de las tres que observamos. Con el gran colisionador de hadrones que el CERN tiene en Ginebra (Suiza), los investigadores buscan signos de las otras seis dimensiones, que podrían encontrarse en forma de nuevas partículas o agujeros negros microscópicos.

De acuerdo con Chris White, "el colisionador podría hacer pequeños agujeros negros si existen dimensiones extra del tamaño adecuado", que "desaparecerían muy rápidamente, pero dejarían un gran estallido de radiación en los detectores".

Sin embargo, un portavoz del CERN  indica que no se sabe exactamente cuando podría encontrar esas evidencias el colisionador. Además, no todos los científicos creen en la existencia de otros universos. por ejemplo, el físico Carlo Rovelli declaró en julio que "en este momento, no veo ningún argumento convincente ni firme para pensar que hay otros universos". 

Publicado en Ciencia y Tecnología

China ha inaugurado este domingo el radiotelescopio FAST (Telescopio de Apertura Esférica) de 500 metros, el más grande del mundo, con una ceremonia a la que asistieron cientos de astrónomos y curiosos.

Ubicado en la provincia china de Guizhou, en el sudoeste de China, el FAST está compuesto por 4.450 paneles que serán los encargados de recibir señales de radio procedentes del espacio.

El radiotelescopio chino, cuya construcción finalizó a principios de julio de este año, tuvo un coste de 180 millones de dólares.

La extensión del radiotelescopio, que tiene forma de plato, es equivalente a unos 30 campos de fútbol, con una apertura de 500 metros, con lo que supera en tamaño al Observatorio Arecibo de Puerto Rico, que mide 300 metros.

El proyecto de su construcción comenzó en marzo de 2011 con fecha prevista de finalización para septiembre de este año. 

 

                                   

Publicado en Ciencia y Tecnología
Lunes, 19 Septiembre 2016 11:34

Y así, es el viento solar

La sonda STEREO de la NASA consiguió capturar un fenómeno astronómico impactante, luego de registrar el límite entre el sol y la forma en la que emana el viento solar. Este escapa de la corona de la gran estrella para difundirse por todo el sistema. A pesar de que el límite es bastante borroso, se puede apreciar el punto en que termina el sol y comienza este poderoso campo magnético.

El sol es un "cuerpo fluido" cuyo campo magnético se extiende hasta el límite del Sistema Solar, no se trata de un objeto solido y sellado. A causa de la alta energía en su campo electromagnético, las partículas cargadas escapan de la gravedad y producen el viento solar, que se desprende de la corona a más de 1.5 millones de kilómetros por hora.

El viento solar es tan fuerte que consigue difundirse por todo el sistema solar y encontrarse con los campos magnéticos de los distintos planetas.

 

Publicado en Astronomía
Página 1 de 9