RT Vermilion - шаблон joomla Скрипты

 

 

 

China lanzó con éxito un satélite de telecomunicaciones de nueva generación, comunicó el Ministerio de Defensa del país.


El lanzamiento se llevó a cabo el jueves a las 23.19 hora local (15:19 GMT) desde el Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang en la provincia de Sichuan utilizando el cohete portador Chang Zheng 3B.

El satélite de nueva generación ayudará a probar la transferencia de datos de alta velocidad. Es el primer lanzamiento exitoso de un satélite que realizó China este año. Se informó previamente que China planea efectuar alrededor de 30 lanzamientos espaciales en el año 2017.

Los satélites de comunicaciones son un medio para emitir señales de radio y televisión desde unas zonas de la Tierra hasta otras , ya que se utilizan como enormes antenas suspendidas del cielo. Las frecuencias que manejan son elevadas, en el rango de los GHz. La elevada direccionalidad de las antenas utilizadas permite "alumbrar" zonas concretas de la Tierra. El primer satélite de comunicaciones, el Telstar 1, se puso en órbita el 10 de julio en 1962, teniendo lugar la primera transmisión de televisión vía satélite ese mismo año.

Publicado en Ciencia y Tecnología

La Agencia Espacial Mexicana (AEM) conmemora los 30 años del lanzamiento del satélite de comunicaciones Morelos II, el cual se lanzó al espacio con la tripulación en la cual formó parte el primer astronauta mexicano, Rodolfo Neri Vela.

Fue la noche del 26 de noviembre de 1985 cuando despegó la misión “STS-61-B” desde el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, en el trasbordador Atlantis.

El objetivo principal fue poner en órbita tres satélites de comunicación: el Morelos II, de México; el AUSSAT-2, de Australia, y el SATCOM K2, de Estados Unidos. El modelo del satélite mexicano, fue el HS-376, de forma cilíndrica, con 6.62 metros de longitud al desplegarse, así como 645.5 kilogramos de peso.

Su vida útil, era originalmente de nueve años; sin embargo, gracias al talento de los ingenieros mexicanos, en 1998 comenzó a operar en órbita inclinada y pudo alargar su durabilidad hasta 2004, cuando se determinó retirarlo de órbita desde el centro de control de Iztapalapa, en la ciudad de México. El Morelos II representó un gran avance tecnológico para unificar las zonas rurales y urbanas en cuanto a telecomunicaciones.

El organismo estatal que controlaba los satélites mexicanos era Telecomm, pero en 1997 esta industria se reformó y entraron concesionarios privados que invirtieron en el área; así se constituyó Satélites Mexicanos (Satmex), que un año después puso en órbita el Satmex 5, y se encargó de la administración de los satélites Morelos y Solidaridad además del centro de operación del DF y otro ubicado en Hermosillo, Sonora.

Además de que los satélites mexicanos operan para fines de transmisión de datos y de telecomunicaciones, también se desarrolló un programa satelital dedicado a la investigación a cargo de la UNAM con el Programa Universitario de Investigación y Desarrollo Espacial, el cual desarrolló un satélite con tecnología nacional que se denominó UNAMSAT-1 y se intentó poner en órbita en 1995 desde una base rusa.

Sin embargo este intento falló por lo que se emprendió un segundo proyecto, el UNAMSAT-B que fue lanzado al espacio exitosamente en 1995 aunque dos años después tuvo problemas con el suministro de energía y se dio por perdido.

El penúltimo proyecto mexicano exitoso de puesta en órbita de un satélite hasta el momento, ocurrió en diciembre del 2012 con el lanzamiento del Mexsat 3 o Satélite Bicentenario, que se lanzó desde Kourou, Guyana Francesa. 

 

 

 

Publicado en Actualidad