El observatorio orbital Hubble consiguió imágenes del llamado viento espacial en la lejana  galaxia  NGC 4861, esta  considerado como el primer grito de las estrenas recién nacidas.

 

Casi todas las grandes galaxias están separadas del espacio que las rodea por una densa capa de gas caliente emitido por un agujero negro supermasivo, ubicado el centro de las galaxias, éste absorbe la materia estelar y el gas interestelar.

 

Así, todos los flujos de gas y polvo, dirigidos por las estrellan se quedan en el limite y se fusionan con esta nube, disolviéndose en las profundidades. En las galaxias pequeñas es diferente, los flujos emitidos por las estrellas recién nacidas de la nebulosa de gas y polvo son capaces de cruzar las fronteras de sus galaxias.

 

Cuando estos flujos se concentran en un punto se convierten  en ‘viento espacial’. Estos vientos suelen iluminar las nubes que son visibles; así , los científicos buscan estos flujos para llevar a cabo varios estudios.

 

La galaxia más cercana a la Tierra es la NGC 4861, se ubica a 30 millones de años luz de nuestro planeta. Astrónomos confían en que las observaciones de la NGC 4861 realizadas por Hubble ayuden a esclarecer la cuestión del estatus de la galaxia.

Publicado en Astronomía

Un grupo de astrónomos pertenecientes al proyecto Sloan Digital Sky Survey (SDSS), que nace con el objetivo de construir un mapa detallado del Universo, ha obtenido datos que demuestran que el ser humano y las estrellas comparten los mismos elementos químicos.

Con la ayuda del telescopio ARC del Observatorio Apache Point en Nuevo México (EE.UU.), equipado con instrumentos que miden longitudes de onda infrarrojas, el estudio analizó cerca de 150.000 estrellas a lo largo de la galaxia a fin de conocer los elementos químicos que las componen. Mediante un análisis espectroscópico se determinó que estos cuerpos celestes están compuestos de los seis elementos más comunes de la vida en la Tierra, los cuales constituyen el 97% del cuerpo humano: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre (conocidos por el acrónimo nemotécnico de CHONPS).

Asimismo, se demostró que la proporción de cada elemento es distinta en las estrellas y en los humanos. Por ejemplo, mientras que el oxígeno constituye el 65% de los átomos del organismo humano, solo hace parte del 1% de la masa de todos los elementos en el espacio que se componen principalmente de hidrógeno. Los investigadores encontraron además una concentración más fuerte de estos elementos en el centro de la Vía Láctea que en sus parte exterior.

Los resultados podrían ayudar a los astrónomos a obtener una nueva comprensión de la estructura de la galaxia y confirman la "clara conexión de los humanos con la galaxia, así como la frase del famoso astrónomo Carl Sagan: "El nitrógeno de nuestro ADN, el calcio de nuestros dientes, el hierro de nuestra sangre, el carbono de nuestras tartas de manzana se hicieron en los interiores de estrellas en proceso de colapso. Estamos hechos, pues, de sustancia estelar".

Publicado en Ciencia y Tecnología

En 5 años los habitantes de la Tierra podrán ser testigos del nacimiento de un cuerpo celeste tras el choque de dos estrellas. El hecho ocurrió en el siglo III d.C. como resultado de la colisión de dis estrellas, identificadas bajo el código 'KIC 9832227', pero la luz producida tras su choque tardará en llegar a la Tierra unos 1.800 años.

La estrella 'recién nacida' será visible en el año 2022 en la constelación de Cygnus. El impacto luminoso puede ser tan fuerte, que la estrella puede convertirse en uno de los objetos más brillantes en el cielo nocturno por unos días.

El autor principal de la investigación, afirma que pronósticos de este tipo "nunca se han hecho antes". A su vez el investigador, una vez cumplido su augurio, será el primero en predecir  la colisión de estrellas antes de que su luz alcance la Tierra.

Publicado en Astronomía

Fueron  234 señales inteligentes de un solo golpe. Y fueron emitidas por civilizaciones extraterrestres desde el mismo número de estrellas diferentes. Esa es la  conclusión de Ermanno F. Borra y Eric Trottier, dos astrónomos del Departamento de Física de la Universidad de Laval, en Quebec, tras analizar más de dos millones y medio de estrellas registradas en el Sloan Digital Survey en busca de un tipo de señal muy concreta. Una afirmación que otros astrónomos se han apresurado a calificar de "prematura" y que, en efecto, resulta como mínimo arriesgada.

"Además, la cantidad necesaria de energía para emitir esas señales no sería exagerada", afirma Borra. De hecho, incluso nosotros, en la Tierra, podríamos hacerlo utilizando instalaciones como el láser Helios del Lawrence Livermore National Laboratory, con el que podríamos enviar señales que revelaran nuestra presencia en el Universo.

 

Así que Borra y Trottier se pusieron a buscar esa clase de señal en más de dos millones y medio de estrellas. Y la encontraron exactamente en 234 de ellas. La inmensa mayoría de esas 234 estrellas son del mismo tipo espectral que nuestro Sol, lo cual, según los investigadores, refuerza su hipótesis de que se trata de señales emitidas de forma intencionada. En un artículo aparecido hace unos días en arxiv.org, Borra y Trottier aseguran sin tapujos que 234 civilizaciones diferentes están enviando hacia la Tierra pulsos de láser con una periodicidad que ronda los 1,65 picosegundos (un picosegundo es la billonésima parte de un segundo).

Por supuesto, los dos científicos consideran otras posibles explicaciones, como por ejemplo las rápidas pulsaciones de las atmósferas de las estrellas emisoras, o la rotación de determinadas moléculas. "Debemos seguir un enfoque científico, no emocional. "Pero intuitivamente, tengo la firme sospecha de que se trata de señales ET".

 

Las reacciones de otros astrónomos no se han hecho esperar. Y son muchos los que consideran que Borra y Trottier se han precipitado demasiado en su anuncio, sin tener en cuenta todas las posibles explicaciones. Incluso Andrew Siemion, director del Instituto SETI en la Universidad de California, institución científica enteramente dedicada a buscar señales inteligentes en el Universo, asegura que "no se pueden hacer anuncios tan drásticos sin haber agotado antes todas y cada una de las posibilidades". Por supuesto, el SETI utilizará sus propios medios para "echar un vistazo" a algunas de las estrellas señaladas por Borra.

 

Publicado en Ciencia y Tecnología

Esta noche, Perseidas, la lluvia de estrellas que ilumina los cielos de la Tierra entre finales de julio y principios de agosto, brindarán un show único, el más intenso de la década, cuando los destellos quintupliquen el promedio de otros años. Mientras que normalmente ofrecen un máximo de 100 meteoros por hora, este año el máximo será de hasta 500 meteoros por hora.

 

El cometa Swift-Tuttle completa una órbita alrededor del Sol cada 133 años aproximadamente. Cada vez que se aproxima a nuestra estrella se calienta y emite chorros de gas y pequeñas partículas sólidas que forman la cola del cometa.

 

El fenómeno podrá ser observado a simple vista desde la caída del sol, en cualquier parte del mundo. Cuanto más se aleje de fuentes lumínicas, mayor visibilidad cobrarán las estrellas fugaces. 

Publicado en Astronomía

Un grupo internacional de científicos dirigidos por el profesor Noriyuki Matsunaga de la universidad de Tokio están tratando de localizar cefeidas (jóvenes estrellas que emiten pulsos de brillo) ; éstas, estrellas permiten a los astrónomos medir las distancias cósmicas y establecer la distribución de los cuerpis celestes en nuestra galaxia.

 

Para poder realizarlo, analizaron las observaciones en el rango de radiaciones infrarrojas tomadas por el Gran Telescopio Sudafricano (SALT), ya que es capaz de penetrar en las nubes de polvo intergaláctico que habitualmente se interponen entre los observatorios y las estrellas. 

 

¿Qué encontraron?

Lamentablemente casi nada en un espacio enorme, que se extendía 8.000 años luz desde el núcleo de las galaxias. Esto nos dice, que esa zona apenas tiene astros jóvenes * las cefeidas tienen entre 10 y 300 millones de años*. Los resultados indican que no ha habido formación significativa de estrellas ahí durante cientos de millones de años.

Los científicos sugieren que este descubrimiento obligará a revisar nuestra visión de la Vía Láctea. 

Publicado en Astronomía

Innumerables son los secretos que han salido a la luz del universo y de todo lo que ahí se encuentra; pero aún más, es la información que sigue escondida en los lugares más ocultos de nuestro Universo.

Estos,  son unos de  las más impresionantes  cifras astronómicas del universo: 

 

1.- La Tierra recorre 30 kilómetros cada segundo alrededor del Sol: 2.500.000 km en un día. Sobre nuestro eje, ahora 
mismo, vamos 
a 1.000 km/h.

2.- 1000  planetas Tierras completas  caben en Júpiter. Es el planeta más grande, el que gira más rápido (da una vuelta en 10 horas) y el más peligroso (porque emite radiación). Se le conocen 67 lunas (y una de ellas, al parecer, podría albergar vida). Desde principios de julio, la nave norteamericana Juno está orbitando sobre sus polos. Es la que más se ha acercado.

3.- Serían 2 quintillones de kilos  es lo que pesa el sol. Supone 330.000 veces la masa de la Tierra. Sin embargo, en el espacio es una estrella ‘normal’. Según investigaciones , está a 149.600.000 km de nuestro planeta, por lo que si quisiéramos ir en avión, tardaríamos 26 años en llegar. Tiene unos 4.600 millones de años y le quedan otros 6.500 millones hasta que gaste todo su hidrógeno. Después de ese tiempo, engulliría a la Tierra y al resto de planetas del Sistema Solar.

 4.- La UY Scuti: una hipergigante roja (el color indica que está al final de su vida). Ocuparía en el Sistema Solar el espacio de todos los planetas hasta Júpiter y parte de Saturno. Es  la estrella más grande conocida es 1.708 veces más grande que el sol. 

5.- 13.800 millones de añosEs lo que tiene de vida el Universo, desde el Big Bang. La materia de todo lo conocido (planetas, estrellas, etc.) es solo el 5 %. En el otro 95 % 
(el 27 %, materia oscura y el 68 %, energía oscura) no se tiene ni idea qué hay, de qué está formado.

 

 

 

6.- 100 
toneladas de residuos extraterrestres orbitan cada día la Tierra. Son meteoroides, trozos de roca desprendidos en cometas. Unos 500 pasan a la atmósfera cada año (por lo que, entonces, se llaman meteoros) pero se desintegran antes de impactar (así que no llegan a ser meteoritos).

7.-  93.000 millones de 
años luz  es el diámetro del Universo visible (que no  es el total). Si cada año luz son 9,45 billones de km... ¡Haz tus cuentas!

8.- 10.000.000.000.000.000.000.000.000 son aproximadamente  las estrellas que hay en el universo. Según diversos estudios, es el cálculo que se obtiene de contar las estrellas de las galaxias pequeñas; como la Vía Láctea, que tiene de 200.000 millones a 400.000 millones de estrellas; y multiplicar en función de las dimensiones del espacio. 

9.-  Según un blog de ciencia , si todas las estrellas de la Vía Láctea tuvieran nombre 
y dijéramos uno por segundo,tardaríamos 4.000 años en nombrarlas.

10.- 553 personas han estado en el espacio. Ahora mismo, hay 3 que nos miran desde allá arriba. 

Publicado en Astronomía

Los astrofísicos de la Universidad de Yale por primera vez han descubierto un flujo de gas frío y denso alrededor de un agujero negro supermasivo en el centro de un cúmulo de galaxias Abell 2597.     

Utilizando el telescopio ALMA, en el desierto chileno de Atacama, los científicos fueron capaces de localizar el movimiento de enormes nubes moleculares intergalácticas con una capa de gas en el centro de Abell 2597 y observar cómo entran en el agujero negro situado en el centro del cúmulo, aumentando su tamaño. Los científicos suponen que al acercarse al agujero negro este gas frío activa los procesos de formación de estrellas en el centro de la galaxia.

Los científicos señalan que Abell 2597 se encuentra a unos 1.230 millones de años luz de la Tierra en la constelación de Acuario, en el centro de una espiral masiva de 50 galaxias y es el cúmulo de galaxias más brillante del universo.

Tras los estudios detallados, los investigadores han distinguido tres enormes nubes de gas frío que viajan a una velocidad de un millón de kilómetros por hora en la dirección del agujero negro. De acuerdo con sus estimaciones, cada nube contiene tanta materia como un millón de soles.

La masa del agujero negro, por su parte, es 300 veces mayor que el Sol. Los científicos han determinado que el agujero negro tiene el potencial para absorber un millón de veces más hidrógeno que el peso del Sol.

Publicado en Astronomía

Los científicos han descubierto una nube de gas que contiene prácticamente solo dos elementos, hidrógeno y helio. De acuerdo con el astrónomo británico , John O'Meara, esta escasez de elementos más pesados indica que la nube alberga los restos de las primeras estrellas del universo.

Según explican los astrónomos, las estrellas de primera generación, formadas a partir de hidrógeno y gas helio prístinos pocos minutos después del Big Bang, entraron en escena hace unos 13.400 millones de años. 

El descubrimiento fue realizado tras el sondeo de una nube de gas de unos 12 millones años. El análisis de la absorción de los gases de la luz de una galaxia distante ha revelado que la nube contiene aproximadamente una concentración de 0,04 % de elementos pesados como los que están presentes en el Sol. La mezcla de ingredientes, por su parte, coincide con el rendimiento esperado de las explosiones de las primeras estrellas del universo.

Los científicos esperan encontrar otros objetos con una presencia igualmente escasa de elementos pesados con el lanzamiento del Telescopio Espacial James Webb de la NASA en 2018.

Publicado en Astronomía
Viernes, 16 Octubre 2015 09:55

¿Actividad extraterrestre en las estrellas?

Astrónomos estadounidenses han detectando extraños torrentes en la órbita de una estrella, lo que podría ser el resultado de actividad de extraterrestres.

La estrella que atrajo la atención de los científicos fue identificada como 'KIC 8462852' por el telescopio Kepler y se encuentra en el cielo del hemisferio norte entre las constelaciones Cygnus y Lyra. Los astrónomos se quedaron sorprendidos por el carácter de la luz que produce la estrella y al descubrir un extraordinario desorden de los objetos y materias próximos a ella. Aunque se trata de un fenómeno habitual en las estrellas jóvenes, este astro es bastante maduro. Una astrónoma de la Universidad de Yale, EE.UU., dice que los científicos "nunca habían visto nada parecido". 

Las hipótesis sobre el origen del torrente de luz de la misteriosa estrella incluyen las teorías de que son defectos de las herramientas de investigación, son trozos de asteroides o que se deben a un impacto de escala planetaria. Sin embargo, Jason Wright, astrónomo de la Universidad Estatal de Pensilvania, ofrece otra interpretación: "La vida extraterrestre debería ser la última hipótesis pero esto parece el producto de una civilización alienígena". 

Publicado en Astronomía
Página 1 de 2