RT Vermilion - шаблон joomla Скрипты

 

 

 

La mítica cara oculta de la Luna, la misma que hace más de cuarenta años sobrecogió por sus misteriosos sonidos a los astronautas del Apolo X, Eugene Cernan y John Young, objeto de conspiración o de la presencia de bases extraterrestres, está en el punto de mira de la carrera espacial China.

Según reza en el Libro Blanco: Actividades  Espaciales de China en 2016, publicado el 27 de diciembre del pasado año, el gigante asiático planea cumplir con los tres pasos estratégicos de 'orbitar, aterrizar y regresar' con el proyecto de Chang 'e-5 que será lanzada a finales de 2017. Esta sonda tiene previsto realizar un aterrizaje suave, con muestreo y retorno.

En 2018, China lanzará la sonda lunar Chang'e-4 para lograr el primer aterrizaje suave de la humanidad en la cara oculta de la Luna y prevé la conducción in situ y la detección ambulante y de comunicaciones en el punto L2 Tierra-Luna.

El programa espacial chino llevará a cabo levantamientos topográficos y geológicos e investigaciones de laboratorio sobre muestras lunares a partir de la zona de aterrizaje en la cara oculta de la Luna para una mejor comprensión de la formación y evolución de nuestro satélite .

Más a largo plazo, tienen la intención de ejecutar su primera operación de exploración de Marte, y captar las tecnologías clave para la exploración en órbita, aterrizaje y uso de un rover. China planea lanzar la primera sonda de Marte en 2020 para llevar a cabo la exploración en órbita. Realizará más estudios e investigaciones tecnológicas claves sobre el rescate de muestras de Marte, exploración de asteroides, exploración del sistema de Júpiter y sobrevuelo de este planeta.

China trabaja a pasos agigantados en proyectos relacionados con la investigación de las principales cuestiones científicas, como el origen y la evolución del sistema solar, y la búsqueda de la vida extraterrestre, en una suerte de carrera por ser el primero por dar a conocer a nuestros vecinos cósmicos. 

Publicado en Ciencia y Tecnología