El asteroide 2014 JO25, clasificado por la NASA como un “asteroide potencialmente peligroso”, con un cuerpo rocoso de 650 metros de diámetro, tendrá su encuentro cercano con nuestro planeta el 19 de abril. Además no viene solo, un poco más lejos, el asteroide 2003 BD44, de 1,4 kilómetros de diámetro, también catalogado como “potencialmente peligroso”, tendrá un día antes su máximo acercamiento.

De acuerdo a un informe emitido por el equipo de radar Goldstone de la NASA, del mes de marzo. el asteroide 2014 JO25 pasará el 19 de abril a las 12:24 (hora UTC), a sólo 4,6 lunas de distancia de la Tierra, y a 0,0118 veces la distancia de la Tierra-Sol, conocida como unidad astronómica (UA). Esto equivale cerca de 1760000 kilómetros, una cifra bastante cerca, considerando su tamaño, aunque bastante segura, A ese rango normalmente pasan asteroides mucho menores, de una decena de metros de diámetro.

Además destaca que “está clasificado como un “Asteroide  Potencialmente Peligroso”, por el Centro de Planetas Menores”.

Lo define como un asteroide del tipo Apolo, que  durante su órbita tiene un acercamiento al Sol a 0,2 UA, y un alejamiento de hasta 3,8 UA. La Tierra le queda en medio, a 1 UA de distancia al Sol. En algún momento de su trayectoria podría cruzarse, pero afortunadamente todo indica no será ahora, a menos que cambie su rumbo, algo que sucede eventualmente con los asteroides.

 
Los astrónomos lo apodaron el el asteroide 2015 TB145 “cometa de la muerte”, por su cara de calavera, al pasar el30 de octubre de 2015, rozando la Tierra. (NASA)

Se desconoce cual es la imagen del asteroide 2014 JO25. Esta foto pertenece  al asteroide 2015 TB145, al cual los astrónomos apodaron “cometa de la muerte”, por su cara de calavera, y por pasar el 30 de octubre de 2015, rozando la Tierra. (NASA) Además de acercarse a la Tierra, en su actual desplazamiento, el asteroide 2014 JO25 pasará el 4 de abril vecino a Venus entre 6 y 7 lunas de distancia.

La peligrosidad de los acercamientos planetarios de los asteroides radica en que pueden ser desviados por la fuerza de gravedad. Un cambio de su curso puede ser de mal augurio. Eso también puede ocurrir al acercarse al Sol.

 El asteroide 2003 BD44, el visitante cómico que lo antecede, también es un asteroide apolo. Se pronostica que tendrá su máximo acercamiento a la Tierra, el 18 de abril a las 14:15, hora UTC, a 21,6 lunas de distancia de la Tierra, lo que equivale a 0,056 UA, informa la NASA. Durante su viaje es capaz de acercarse a 0,7 UA del Sol y alejarse hasta 3.1 UA. Estando la Tierra en medio, es también potencialmente peligroso.

 

Publicado en Astronomía
Viernes, 25 Noviembre 2016 08:01

Hawking lo dijo: ' Ya vienen los asteroides'

El astrofísico Stephen Hawking ha hecho  una aterradora advertencia sobre la amenaza que plantean diversos asteroides. El científico ha afirmado que gigantes rocosos espaciales amenazan no solo a la humanidad, sino a cualquier otra civilización inteligente que exista en nuestro universo.

"Una de las principales amenazas a la vida inteligente en nuestro universo es la alta probabilidad de que un asteroide colisione con planetas habitados", señala Hawking en un video, realizado por el movimiento global 'Asteroid Day', dedicado a proteger a la humanidad, instando a los científicos, políticos y al público a tomar esta amenaza muy en serio.

Mientras tanto, el astrónomo Patrick Michel dijo que nuestro sistema solar está lleno de enormes rocas espaciales, algunas de las cuales tienen más de 1 kilómetro de diámetro.

 

Esto significa que hay un gran número de rocas espaciales que podrían estar en curso de colisión con nuestro planeta.

Publicado en Astronomía

La NASA ha desarrollado un nuevo sistema conocido como Scout, para la identificación de los objetos extraterrestres cercanos a la Tierra (NEOs). Según un artículo publicado, el nuevo dispositivo está diseñado para detectar con 5 días de antelación asteroides que se dirigen a la Tierra.

Esto se trata de un tiempo mucho mayor a las pocas horas que manejan los sistemas en la actualidad y es suficiente como para realizar los preparativos que permitan afrontar una inminente catástrofe, como la movilización de recursos, la protección de infraestructura crítica  y por supuesto, la evacuación de personas.

El sistema Scout ha pasado exitosamente una prueba de identificación, al detectar el asteroide UR36, de unos 25 metros de longitud que se dirige hacia nosotros, pero que pasará a 498.000 kilómetros de la Tierra. El sistema incluye el Telescopio Panorámico y Sistema de Respuesta Rápida (Pan-STARRS) ubicado en Hawái, que detecta los objetos celestes aproximándose a nuestro planeta y lanza la señal de alarma, que es posteriormente procesada por el módulo principal del dispositivo.

En total, la NASA analiza cerca de 15.000 NEOs detectados en los últimos años y esta cuenta aumenta en unos 5 objetos cada día. De ellos, más de 600 son catalogados como cuerpos de gran tamaño dirigiéndose a la Tierra, aunque se cree que existen muchos más en el espacio exterior.

 

Publicado en Astronomía
Lunes, 19 Septiembre 2016 11:59

Asteroide muy peligroso se acerca a la Tierra

El 28 de agosto se convirtío en un día muy especial, los super rayos y la aproximación de un asteroide altamente peligroso para la Tierra

 

Más información en el siguiente video>> 

 

                     

Publicado en Astronomía

Destruir con una explosión nuclear cuando se detecta el acercamiento de un asteroide, es la propuesta de un grupo de investigadores del Departamento de Mecánica Celeste y Astrometría NII PMM de las universidades rusas de Tomsk y San Petesburgo, junto a los institutos de Investigación Keldish y Sirius.

 

Eso sí, no una explosión cualquiera, sino una controlada y calculada al milímetro, de tal forma que evite que los fragmentos de la roca espacial, tras la explosión, caigan a su vez sobre nuestro planeta causando graves daños. Para probar su idea, los investigadores simularon en el superordenador SKIF Cyberia una explosión nuclear en un asteroide de 200 metros de diámetro. Y ninguno de los fragmentos resultantes cayó sobre la Tierra.

Ya se había propuesto anteriormente, como medida preventiva, la eliminación de asteroides que estuvieran en ruta de colisión directa con nuestro planeta, pero hacerlo podría llevar a consecuencias catastróficas, ya que muchos de los fragmentos seguirían la misma trayectoria y terminarían igualmente cayendo sobre nuestras cabezas, multiplicando el daño y, además, con una carga extra y letal de radiación, consecuencia de la explosión nuclear.

Pero esta vez los científicos han logrado evitar ese problema. ¿Cómo? Destruyendo el asteroide antes de que su trayectoria le lleve directamente contra nosotros. Se sabe que la mayoría de objetos peligrosos para nuestro mundo pasan cerca de la Tierra varias veces antes de que se produzca la colisión. Por lo tanto, existe la posibilidad de destruir el asteroide justo en el momento en que se encuentre más lejos de nosotros. Algo que sería mucho más seguro y efectivo que hacerlo cuando el impacto es inminente.

Publicado en Astronomía