RT Vermilion - шаблон joomla Скрипты

 

 

 

En el centro de nuestra galaxia se encuentra Sagitario A*, un agujero negro supermasivo que pesa alrededor de cuatro millones de veces la masa del Sol. Si una estrella se acerca demasiado a este agujero, su gravedad extrema la rompe.

Pero en lugar de dejar a la estrella desintegrarse, Sagitario A* es capaz de acumular sus restos en masas mayores que la del planeta Neptuno, según la investigación presentada en una reunión la Sociedad Astronómica Americana.

 La investigación fue encabezada por Eden Girma de la Universidad de Harvard. Sugiere que este enorme agujero negro podría ser responsable de enviar una cantidad astronómica de estos objetos flotantes de gas comprimido.

"Nuestra galaxia podría ser poblada por cientos de millones de estos fríos fragmentos que son restos directos de las estrellas", explica Girma. Esos cuerpos parecidos a planetas se forman de una manera muy inusual.

Según las simulaciones llevadas a cabo por Girma y su equipo, unos 11.473 cuerpos celestes, más masivos que Neptuno, y a veces más grande que Júpiter, surgieron de las estrellas 'muertas'.

De esos recién nacidos planetoides, alrededor de un 95% fueron arrojados de la galaxia hacia el espacio que separa la Vía Láctea de la siguiente galaxia. Un porcentaje mucho menor se mantuvo ligado a Sagitario A*, destinado a circular de manera eterna alrededor del agujero que había destruido su 'estrella-madre'.


Publicado en Astronomía

Un estallido brillante, que previamente fue calificado como una supernova, podría ser el resultado de la desaparición de una estrella en un gran agujero negro, informa el portal 'Space'.

Se trata de la explosión estelar, que fue descubierta por astrónomos el pasado mes de enero durante un análisis de los datos logrados por el observatorio ASAS-SN. La explosión, bautizada como 'ASASSN-15lh', se produjo a unos 3.800 millones de años luz de la Tierra y dio cerca de 570.000 millones de veces más de luz que el Sol.

Varios factores sugieren que la ASASSN-15lh no fue una supernova altamente luminosa. Según el astrofísico Giorgos Leloudas del Instituto Weizmann de Ciencias (Israel) y del Instituto Niels Bohr (Dinamarca), la explosión se registró en una gran galaxia roja, "donde no deberíamos encontrar supernovas superluminosas". Ha explicado que a este tipo de galaxias les faltan las jóvenes estrellas masivas que provocan supernovas altamente brillantes.

Además, tras 10 meses de observación posterior los astrónomos señalan que el modo en el que evolucionó la explosión "no es consistente con una bola de gas en expansión". En vez de enfriarse, que es lo que suele ocurrir con las supernovas, "este objeto, tras 100 días, empezó a volver a calentarse y permaneció cálido a una temperatura constante y muy alta durante mucho tiempo, y continúa así", ha destacado Leloudas.

De esta manera, los científicos sugieren que la ASASSN-15lh podría ser causada por la desintegración de una estrella bajo la fuerza de gravedad de un agujero negro. Este fenómeno astronómico se conoce como 'un evento de disrupción de marea'.

Leloudas ha concluido que la composición de los elementos observados en dicha explosión son más consistentes con un evento de disrupción de marea de una estrella de poca masa que con una supernova altamente luminosa.

Publicado en Astronomía

El telescopio espacial Solar Dynamics Observatory (SDO) de la NASA detectó a principios de diciembre un inmenso 'agujero negro' en el satélite de nuestro planeta. Según la Agencia Espacial de EE.UU., el tamaño de este agujero es "fundamental".

Sin embargo, en realidad no se trata de un agujero o un hoyo en el Sol, aunque se vea de color negro en las imágenes, sino de un proceso que ocurre en la capa exterior de la atmósfera del astro, conocida como corona. De aquí que este fenómeno captado gracias a una intensa luz ultravioleta sea conocido como hueco coronal. Como explica la propia NASA, "son áreas abiertas del campo magnético del Sol que expulsan al espacio corrientes de viento solar que se mueven a gran velocidad". Aproximadamente a 800 kilómetros por segundo

La Agencia Espacial de EE.UU. indica que este hueco coronal puede "enviar corrientes de partículas solares a la Tierra", las cuales, a su vez, pueden interactuar con la magnetosfera de nuestro planeta y generar intensas auroras polares. Asimismo, la interacción de las corrientes solares con nuestro planeta puede afectar, aunque con menos frecuencia, al funcionamiento de los satélites que orbitan en el espacio y las actividades que éstos regulan.

Publicado en Astronomía

Una imagen del telescopio espacial Hubble de la NASA captó el momento en que una galaxia es estrangulada por 'hilos' de polvo, mientras desde su interior la 'devora' un agujero negro supermasivo.

La galaxia denominada NGC 4696 es la más luminosa del cúmulo Centauro; está ubicada a 150 millones de años luz de la Tierra y, de acuerdo con las imágenes divulgadas por la NASA, es 'devorada' desde su interior. En ese sentido, el Hubble detectó cómo se desgarra en filamentos de polvo que rodean su centro y forman un espiral alrededor del agujero negro, que los arrastra hasta consumirlos.

Estos filamentos se unen y se dirigen hacia el centro de NGC 4696, conectando el gas que forma la galaxia con su núcleo, explicaron desde la Agencia Espacial Europea (ESA) y agregaron que "cada uno de estos filamentos de polvo tiene un ancho de unos 200 años luz y una densidad diez veces mayor al gas circundante".

En ese sentido, la ESA insistió en que la extraña apariencia de la galaxia deriva del agujero negro activo en su núcleo, que calentó las regiones interiores de  NGC 4696 y provocó la expulsión del material hacia el exterior.

"Las corrientes de gas caliente burbujean hacia el exterior arrastrando el material a los filamentos. El campo magnético de la galaxia también es barrido con este movimiento, limitando y esculpiendo el material dentro de los filamentos que, en el centro de la galaxia, se enrollan en forma de espiral alrededor del agujero negro supermasivo que los arrastra y los consume", concluyeron los especialistas.

Publicado en Astronomía

Los astrofísicos de la Universidad de Yale por primera vez han descubierto un flujo de gas frío y denso alrededor de un agujero negro supermasivo en el centro de un cúmulo de galaxias Abell 2597.     

Utilizando el telescopio ALMA, en el desierto chileno de Atacama, los científicos fueron capaces de localizar el movimiento de enormes nubes moleculares intergalácticas con una capa de gas en el centro de Abell 2597 y observar cómo entran en el agujero negro situado en el centro del cúmulo, aumentando su tamaño. Los científicos suponen que al acercarse al agujero negro este gas frío activa los procesos de formación de estrellas en el centro de la galaxia.

Los científicos señalan que Abell 2597 se encuentra a unos 1.230 millones de años luz de la Tierra en la constelación de Acuario, en el centro de una espiral masiva de 50 galaxias y es el cúmulo de galaxias más brillante del universo.

Tras los estudios detallados, los investigadores han distinguido tres enormes nubes de gas frío que viajan a una velocidad de un millón de kilómetros por hora en la dirección del agujero negro. De acuerdo con sus estimaciones, cada nube contiene tanta materia como un millón de soles.

La masa del agujero negro, por su parte, es 300 veces mayor que el Sol. Los científicos han determinado que el agujero negro tiene el potencial para absorber un millón de veces más hidrógeno que el peso del Sol.

Publicado en Astronomía

El legendario teorético estadounidense John Archibald Wheeler hace medio siglo estableció uno de los pilares principales de la física moderna, sentenciada en una declaración: "Un agujero negro no tiene pelo".

Esta frase explica al fenómeno de los agujeros negros, que consiste en la posibilidad de destruir todo que entra a su espacio: sea un asteroide, partículas de luz o un pensamiento.

Pero el astrofísico británico Stephen Hawking ha declarado esta semana que ha encontrado una manera de salir de los agujeros negros. Su teoría fue divulgada en el sitio web Arxiv, repositorio digital de la Universidad de Cornell.

"No son las prisiones eternas que se pensó alguna vez", dijo Hawking. "Si usted siente que está atrapado en un agujero negro, no se rinda. Hay una salida".

Según la teoría general de la relatividad de Einstein, un agujero negro es una concentración del exceso de materia o energía en un solo lugar del espacio. Y esta 'cárcel eterna' es capaz de absorber todo lo que se acerca.

Sin embargo, hace 40 años, cómo Hawking, desmintió la condición de "eternidad" en la naturaleza de los agujeros negros. El teorético calculó que con el tiempo estos  explotan y se convierten en una fuente de radiación y partículas.

 

Sobre la base de esta teoría surgió en la astrofísica una cuestión clave: ¿Cuándo desaparece el agujero negro, a dónde pasa toda la información que permanecía dentro?". Ahora pienso que la información se almacena en el horizonte del agujero negro

"Cuando escribí mi artículo hace 40 años, pensé que la información podría pasar a otro universo. Ahora pienso que la información se almacena en el horizonte del agujero negro", enfatizó Hawking.

"La información se reemite cuando el agujero negro se evapora. Mi trabajo con mis colegas Andy Strominger de Harvard y Malcolm Perry de Cambridge nos ha mostrado el mecanismo de recuperación de la información de un agujero negro", declaró el investigador, aunque los debates teoréticos posteriores no han aclarado en qué consiste la anunciada 'mágica' herramienta.

En enero pasado, Hawking publicó junto a sus colegas Andrew Strominger y Malcolm Perry un artículo titulado 'Pelo suave sobre los agujeros negros', dando a conocer los principios básicos de su idea, que critica al teorema de 'no pelo' como un sistema teorético inconveniente para resolver la paradoja de la información.

 

Publicado en Astronomía

Las nuevas hipótesis sobre los agujeros negros podrían demostrar que su tridimensionalidad no es tal y que, por el contrario, toda su información podría ser contenida en una superficie de dos dimensiones. A esta conclusión llegó un grupo de físicos que avanzó en una nueva manera de evaluar su desorden interno, tal como se explicó a partir de la Teoría de la Relatividad e investigaciones posteriores. 

Estos análisis que sustentan la idea de las dos dimensiones, coinciden con una teoría conocida como la hipótesis de la holografía, que sugiere que el universo podría ser una superficie bidimensional que no se puede ver.

Por lo tanto, el nuevo estudio podría permitir a los investigadores conocer más en profundidad los estados gravitacionales que existen dentro de cada agujero negro. En ese sentido, el físico Daniele Pranzetti, del Instituto Max Planck de Física Gravitacional, explicó que con el nuevo modelo pudieron obtener "una descripción de los estados cuánticos del agujero negro, que son compatibles con la física del espacio-tiempo". "Esto nos permite resolver varias ambigüedades previas", agregó.

En sus estudios, los físicos utilizaron un fenómeno conocido como gravedad cuántica a partir de la que examinan la entropía, es decir, el desorden dentro de los agujeros negros.

 

Publicado en Astronomía

El famoso y prestigioso científico Stephen Hawking ha recibido el  reconocimiento definitivo para la obtención del único galardón que falta en su carrera, el Premio Nobel. Se trata de la comprobación en laboratorio de una de sus teorías más arriesgadas y discutidas, aquella que indica que los agujeros negros se disuelven en la nada.

Según el modelo elaborado en 1974 por el físico que desde hace décadas se encuentra casi totalmente inmovilizado por la esclerosis lateral amiotrófica, existen partículas infinitesimales que extraen pequeñas fracciones de energía del agujero negro desde sus márgenes y luego desaparecen; esto hace que los agujeros negros se evaporen progresivamente, expulsando hacia la nada, en una exhalación de calor, el polvo, la luz y las estrellas que han absorbido.

Ahora, el investigador Jeff Steinhauer, del Instituto Technion de Haifa (Israel), ha creado un "agujero negro de laboratorio", en el que, según afirmó, se comprueba lo principal de la teoría de Hawking: la sustracción de energía por parte de partículas que luego desaparecen.

Se trata de una nueva constatación de la importancia de Stephen Hawking en la historia de la ciencia, y un inquietante hallazgo para historia la física.

 

Publicado en Ciencia y Tecnología

Hay un nuevo monstruo en el Universo: se trata de un agujero negro supermasivo, cuyo tamaño equivale aproximadamente a 17.000 millones de masas solares. Este extraordinario objeto recién descubierto empequeñece largamente a aquel que está ubicado en medio de la Vía Láctea, que mide apenas 4 millones de veces más que el Sol.

El hallazgo tuvo lugar en el marco de una investigación de un grupo de científicos de la Universidad de California en Berkeley. Otra curiosidad de este agujero negro, más allá de su inmenso tamaño, es que está ubicado en un “remanso cósmico”, es decir, en un grupo de galaxias normal, no en un cúmulo de galaxias atípicamente grandes.

Esto significaría que en un futuro cercano podrían darse más descubrimientos cósmicos de esta índole.

 

 

Publicado en Astronomía

Un equipo internacional de astrónomos ha publicado recientemente un estudio sobre unos misteriosos sonidos captados en el espacio abierto. El informe, divulgado, devela la naturaleza de unos rápidos impulsos de radio de solo unos milisegundos de duración.   

Diariamente el universo genera miles de señales semejantes, pero detectarlas es muy difícil. Hasta el momento solo han conseguido grabar 20 ejemplos de estos impulsos. En particular, el febrero pasado los científicos captaron señales de este tipo con el telescopio Parks, situado en Australia. Los astrónomos investigaron su procedencia y descubrieron que los había producido un agujero negro supermasivo de la galaxia Arp 220.   

Hasta ahora no se había podido explicar el origen de las señales. Pero los científicos crearon un modelo digital que les permitió develar ese enigma y actualmente saben que los impulsos de radio los produce la liberación de una gran cantidad de energía generada cuando el agujero negro absorbe materias cercanas, y esta energía se extiende por el universo en forma de impulsos.  

 

Publicado en Notas Curiosas
Página 1 de 2