Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

 

 

  

Los científicos han logrado medir por primera vez la temperatura del gas que emana alrededor de una agujero negro. La NASA informa que se trata de un agujero supermasivo que se localiza en la galaxia activa IRAS 13224 – 3809 ubicada en la constelación Centauro.

A través de mediciones del NuStar (Nuclear Spectroscopic Telescope Array) de la NASA, y el telescopio XMM-Newton de la Agencia Espacial Europea, ahora se sabe que las temperaturas del gas caliente que emana alrededor del agujero varían muy rápidamente en un corto periodo de tiempo. Es decir, estos vientos pueden calentarse y enfriarse en muy pocas horas.

 

Fiona Harrison, líder de investigadores de NuSTAR y profesora de Caltech en Pasadena, comentó: “Sabemos que los agujeros negros supermasivos afectan el ambiente de sus galaxias portadoras, y los poderosos vientos que surgen de cerca del agujero negro puede ser un medio para que lo hagan”. Asimismo, explicó que estos hallazgos proveen nuevas pistas sobre la formación de dichos vientos, así como de la energía que pudieran generar.

Estos descubrimientos generan gran interés por conocer aún más sobre los misteriosos agujeros negros y la manera en la que se relacionan y afectan a las galaxias en las que se encuentran. Habrá que esperar a que los científicos sorprendan pronto

Publicado en Astronomía
Lunes, 19 Septiembre 2016 11:34

Y así, es el viento solar

La sonda STEREO de la NASA consiguió capturar un fenómeno astronómico impactante, luego de registrar el límite entre el sol y la forma en la que emana el viento solar. Este escapa de la corona de la gran estrella para difundirse por todo el sistema. A pesar de que el límite es bastante borroso, se puede apreciar el punto en que termina el sol y comienza este poderoso campo magnético.

El sol es un "cuerpo fluido" cuyo campo magnético se extiende hasta el límite del Sistema Solar, no se trata de un objeto solido y sellado. A causa de la alta energía en su campo electromagnético, las partículas cargadas escapan de la gravedad y producen el viento solar, que se desprende de la corona a más de 1.5 millones de kilómetros por hora.

El viento solar es tan fuerte que consigue difundirse por todo el sistema solar y encontrarse con los campos magnéticos de los distintos planetas.

 

Publicado en Astronomía

Potentes vientos eléctricos podrían hacer que la Tierra perdiera su hidrosfera y el agua de su envoltura gaseosa, un destino que ya han experimentado planetas de nuestro sistema solar, advierten los geofísicos de la ESA  y de la misión Venus Express de la NASA.

De acuerdo con un estudio, los especialistas de la ESA llaman 'viento eléctrico' a un fuerte campo eléctrico capaz de expulsar al espacio no solo los iones de hidrógeno, de peso ligero, sino también el oxígeno, más pesado. "Esto es algo que debe ser considerado cuando buscamos planetas habitables alrededor de otras estrellas", dijo Glenn Collinson, un científico del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Durante el estudio de las propiedades del viento eléctrico, los científicos eligieron a Venus, ya que en las primeras etapas de la formación del sistema solar este planeta solar era muy similar al nuestro. Sin embargo, pronto comenzó a perder agua y actualmente sus reservas son 100.000 veces inferiores a las de la Tierra. Los estudios de la ESA han permitido a los científicos llegar a la conclusión de que esta pérdida de agua estuvo influenciada por el mismo 'viento eléctrico'.

Las mediaciones de los científicos han demostrado también que la intensidad del campo eléctrico de Venus en las capas superiores de su atmósfera es hasta cinco veces mayor que la de nuestro planeta. Los investigadores creen que esta radiación UV más fuerte es el viento solar que llega a Venus desde el Sol.

Los investigadores creen que la nueva información sobre las posibilidades del viento eléctrico podría ayudar a explicar la historia de otros cuerpos celestes, por ejemplo qué sucedió con el agua de Marte. Por lo tanto, los científicos han salido ya a la caza del 'viento eléctrico' en el planeta rojo, según la ESA. 

Publicado en Astronomía