Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

 

 

  

Miles Soloman, un estudiante británico de 17 años de edad, descubrió que los sensores de radiación de la Estación Espacial Internacional (EEI) estaban registrando datos erróneos.

El joven participa en un proyecto del Instituto de Investigación en Escuelas (IRIS, por sus siglas en inglés). Los estudiantes de todo el Reino Unido tienen la oportunidad de trabajar con los datos de la EEI en busca de anomalías y patrones que podrían conducir a nuevos descubrimientos.

Durante un análisis de los datos registrados durante la misión de Tim Peake, astronauta británico, en la estación espacial, Soloman se percató de que los niveles de radiación detectados estaban equivocados.

 
El alumno descubrió que, en los casos de ausencia de cualquier tipo de radiación, los detectores registraban valores negativos. Dado que no es posible que haya energía negativa, Soloman contactó con miembros de la NASA para comunicarles el fallo.

La NASA afirmó ser consciente del error, pero creía que el problema sucedía únicamente una o dos veces al año. Soloman, sin embargo, informó que, en realidad, el fallo se producía varias veces al día. El joven británico afirmó que su intención no era "probar que la NASA cometió un error". En realidad, le gustaría "trabajar para ellos y aprender de ellos", reveló.

Publicado en Ciencia y Tecnología

Gracias al fascinante trabajo del artista Jan Frojdman,  utilizando más de 33,000 imágenes registradas por la cámara de alta resolución 'HiRISE', que está  instalada en el Mars Reconnaissancer Orbiter (MRO), la nave espacial dedicada a estudiar los pormenores del planeta rojo.

La potente cámara del MRO ya ha capturado 50.000 imágenes de alta resolución del terreno marciano, a partir de las cuales ha creado anaglifos, es decir, imágenes que pueden ser vistas en 3D con lentes especiales.

El trabajo de transformar los anaglifos en un vídeo con el efecto de desplazamiento en 3D fue realizado por Frojdman de manera manual, sin la ayuda de ningún programa. El artista, además, coloreó las imágenes, cuya versión original era en escala de grises.

A Frojdman le llevó cerca de tres meses concluir el trabajo.

 

                                                         

Publicado en Astronomía

El nuevo satélite EchoStar 23 ha sido finalmente lanzado al espacio este 16 de marzo a bordo del cohete Falcon 9 de SpaceX desde la base espacial de Cabo Cañaveral.

La operación tuvo que ser aplazada 48 hrs. por los fuertes vientos que afectaban la zona del lanzamiento.

EchoStar 23 tiene la misión de ser operativo en la posición orbital de 45º Oeste y mejorará el acceso a la televisión en todo Brasil.

El lanzamiento del satélite, desde el Centro Espacial Kennedy, ha establecido un récord de vuelos espaciales se SpaceX  en el que la compañía no intentará recuperar el propulsor del cohete Falcon 9 después de este lanzamiento, como sí lo hizo después del lanzamiento anterior. 

Tras el lanzamiento, SpaceX tiene previsto lanzar a principios de marzo el satélite de comunicaciones de SES-10, también desde Cabo Cañaveral 

SpaceX ha estado haciendo mejoras al histórico complejo de lanzamiento durante los últimos años con el objetivo de lanzar sus cohetes Falcon.

 

Publicado en Astronomía

De acuerdo a una imagen tomada el 5 de marzo por el satélite estadounidense Landsat 8 algo muy extraño esta pasando en la Antártida; el hielo marino en Granite Harbor, una bahía situada cerca del mar de Ross, posee un tono verde.

De acuerdo con el glaciólogo marino Jan Lieser, el tono verde del hielo probablemente se debe al trabajo del fitoplancton. De acuerdo con el medio, el mismo crece en la Antártida en verano, puntualmente en el hemisferio sur en el periodo desde octubre a febrero. Actualmente en la Antártida es otoño, pero los especialistas del Observatorio de la Tierra de la NASA afirman que el fenómeno también puede ocurrir durante esta estación.

De tal modo, el fitoplancton que floreció al final de la temporada parece haber quedado atrapado en el hielo marino recién formado, dándole un tono verde. En el otro extremo del globo, también las aguas del Ártico experimentan floraciones de fitoplancton, señala el portal.

 

Publicado en Medio Ambiente

La NASA dio a conocer las imágenes reales y en movimiento de la estrella de este sistema, Trappist-1, gracias a su telescopio espacial KeplerLa animación muestra la cantidad de luz detectada por cada píxel en una pequeña sección de la cámara a bordo del telescopio espacial Kepler.

La luz de Trappist-1, una estrella tenue y fría, de las denominadas enanas rojas, es el punto más claro en el centro de la imagen. Para Kepler, en cambio, no fueron directamente visibles los siete planetas del tamaño de la Tierra que orbitan en torno a ella, pero logró captar  las pequeñas oscilaciones en el brillo de la estrella cuando sus planetas se cruzan con la visión del telescopio, provocando oscilaciones en su intensidad. 

Los planetas en tránsito, cuando se cruzan entre la estrella y el observador bloquean una pequeña fracción de la luz estelar que produce minúsculas distorsiones en el brillo de su estrella.

Al tratarse de un sistema solar mucho más compacto que el nuestro, los planetas de Trappist-1 cruzan muy a menudo por delante de su estrella, proporcionando muchas lecturas a los astrónomos.

Un planeta del tamaño de la Tierra que pasa delante de una pequeña estrella enana ultrafría como Trappist-1 reduce menos de un 1% su brillo.

La NASA, además, ha puesto los datos en bruto a disposición de científicos y astrónomos aficionados para que puedan trabajar con ellos

 

 

 

Publicado en Astronomía

La NASA pretende crear el lugar más frío del Universo en la Estación Espacial Internacional (ISS). Con ese objetivo, el próximo mes de agosto enviará a la plataforma orbital una caja del tamaño de una nevera llamada Cold Atom Laboratory (CAL). El instrumento utilizará un láser para congelar átomos de gas a una mil millonésima de grado por encima del cero absoluto, más de 100 millones de veces más frío que las profundidades del espacio. Estos experimentos, en los que participará el premio Nobel Eric Cornell, uno de los «padres» de los condensados Bose-Einstein (un raro estado de la materia), ayudarán a desarrollar tecnologías como sensores, ordenadores cuánticos y relojes atómicos, y podrán arrojar luz sobre la misteriosa y esquiva energía oscura.

El Cold Atom Laboratory (CAL) ha sido desarrollado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California. Dentro de esa caja, un láser, una cámara de vacío y un «cuchillo» electromagnético serán utilizados para anular la energía de las partículas de gas, ralentizándolas hasta que estén casi inmóviles.

 

 Será la primera vez que la NASA observe los condensados de Bose-Einstein en el espacio. En la Tierra, la fuerza de la gravedad hace que los átomos se asienten continuamente hacia el suelo, lo que significa que por lo general sólo son observables durante fracciones de segundo.

Pero en la Estación Espacial Internacional, los átomos ultra-fríos pueden mantener sus formas de onda durante más tiempo mientras están en caída libre. No es mucho, tan solo de cinco a diez segundos, pero el desarrollo futuro de las tecnologías podría permitir que duren cientos de segundos.

Los condensados de Bose-Einstein son un «superfluido», una especie de fluido con viscosidad cero, donde los átomos se mueven sin fricción, como si todos fueran una única sustancia sólida. 

Publicado en Ciencia y Tecnología

El telescopio Hubble capturó la espectacular muerte de una estrella, un evento que muy pocas veces ha sido visto por los astrónomos.

 La estrella moribunda, conocida como gigante roja, en sus etapas finales expulsa sus capas exteriores, dejando nubes de gas y polvo, lo que se llama una nebulosa planetaria.

La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) publicaron la foto de la Nebulosa Calabash (Nebulosa Calabaza). El gas, visto en amarillo, fue expulsado a 621.371 millas por hora (casi un millón de kilómetros por hora), según la ESA.

Los astrónomos rara vez llegan a ver este tipo de transición porque se produce "en un abrir y cerrar de ojos, en términos astronómicos", dijo la ESA.

Esta nebulosa también se conoce como la Nebulosa del 'Huevo Podrido', ya que contiene una gran cantidad de azufre, que huele a huevos podridos. Afortunadamente, reside a más de 5.000 años luz de distancia, en la constelación de Puppis, según la ESA.

 

 

 

 

 

Publicado en Astronomía

Este miércoles alrededor de las 4:50 am  el asteroide codificado 2017 BX pasó a 260 mil km de la Tierra, (tan solo a dos tercio de distancia a la que se encuentra la LUNA) A 26 mil km por hora.

Ese cuerpo celeste, media de entre 4 y 14 metros y fue detectado por primera vez el 20 de enero.

Es la segunda vez en el 2017 que un objeto que no se había detectado por su alta velocidad y su pequeño tamaño se acerca tanto a nuestro planeta.

El 10 de enero, otro asteroide, bautizado como 2017 AG13 y descubierto con solo dos días de antelación, paso a la mitad de la distancia entre la Tierra y la Luna.

La NASA ha detectado más del 90 % de los objetos que han pasado cerca de nuestro planeta,  con más de un kilómetro de tamaño; tamaño suficiente para devastar la Tierra en caso de impacto

 

 

                                                 

Publicado en Ciencia y Tecnología

La sonda japonesa que  continúa  girando alrededor de Venus envió fotografías de una de las ondas más grandes que nunca antes se haya en el Sistema Solar. Los científicos creen que la onda se creó de una forma parecida  a como se forman las ondas en la superficie del agua de un riachuelo que corre sobre un fondo de rocas.

En este caso, el agua es la atmósfera inferior y el fondo rocoso son las montañas en la superficie de Venus. Las imágenes del fenómeno que se prolongó por cuatro días fueron tomadas en diciembre de 2015. Algo que resulta curioso, es que la estructura -que se extendió por 10.000 kilómetros- se mantuvo estacionaria a la altura de la cima de las nubes de Venus, en una región montañosa conocida como Aphrodite Terra.

También notaron que su temperatura era mayor que la de las regiones de la atmósfera circundante.

Akatsuki
Imagen ilustrativa    

Según los investigadores, el fenómeno es el resultado de una onda de gravedad que se genera cuando la atmósfera inferior pasa sobre las montañas y luego se propaga hacia arriba, a través de la densa atmósfera de Venus. Las ondas de gravedad se producen cuando un fluido -como un líquido, gas o plasma- se desplaza desde una posición de equilibrio.

Venus

                                                                                                                                                                                                                                                       Foto NASA

 

 En el estudio, los científicos señalan que esta investigación "presenta evidencia directa de la existencia de ondas de gravedad estacionarias y muestra también que estas pueden ser de gran escala, quizás las más grandes observadas nunca antes en el Sistema Solar". Los científicos están en lo cierto: "(la estructura) se extiende de polo a polo, lo cual es una distancia fenomenal". "En Júpiter no puedes tener algo así porque la rápida rotación del planeta hace que la atmósfera se divida en cinturones. La rotación lenta de Venus es lo que permite que se dé un fenómeno como éste". Las observaciones hechas por los investigadores japoneses muestran que la dinámica atmosférica en Venus puede ser más compleja de lo que se suponía.

 

 

 

 

Información BBC

Publicado en Astronomía

En su sitio web, la agencia espacial ha publicado una imagen animada del fenómeno, que muestra con claridad una gran mancha oscura que parece rasgar la superficie del Sol.

Este curioso fenómeno, denominado 'agujero coronal', se produce en zonas de la corona solar en donde la densidad y la temperatura del plasma son aproximadamente cien veces más bajas que en el resto de la superficie.

Los agujeros coronales aparecen en periodos de actividad solar mínima, y tras su formación la Tierra sufre las llamadas "tempestades magnéticas", que se dejan sentir en algunos dispositivos electrónicos, aparatos espaciales, frecuencias de radio y en la observación de fenómenos atmosféricos como la aurora boreal.

De hecho, los expertos opinan que las propias fotografías que muestran el agujero coronal podrían estar afectadas por el temporal geomagnético. Por todo esto, la predicción de posibles tempestades geomagnéticas no es muy fiable, aunque se considera que la probabilidad de que aparezcan en la Tierra es muy alta.

                                                                                                           

Los científicos han adjudicado al agujero el grado «G2», que corresponde a un nivel moderado en la escala de intensidad de temporales geomagnéticos.

Hay que tener en cuenta que este tipo de agujeros aparecen con frecuencia en el Sol . En diciembre del año pasado, tal y como reflejamos en este mismo medio, la NASA también informó sobre otro fenómeno de este tipo.

Publicado en Astronomía
Página 1 de 14