Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

 

 

  

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha descubierto restos de una enorme inundación en Marte tras captar imágenes en alta definición de uno de los mayores canales de descarga del planeta rojo.

Este organismo asegura que una combinación de volcanismo, tectónica, colapso superficial y subsidencia provocó "una liberación masiva de aguas subterráneas" desde la región Echus Chasma que inundó la región de Kasei Valles.

Ese fenómeno, que tuvo lugar hace 3.400 o 3.600 millones de años, creó un sistema de canales que se extiende alrededor de 3.000 kilómetros antes de hundirse en las vastas llanuras de Chryse Planitia.

 

 

En estas instantáneas, que la misión Mars Express captó el 25 de mayo de 2016, se puede observar el cráter Worcester, de 25 kilómetros de ancho, que logró mantenerse en pie a pesar de esa gran inundación, aunque gran parte del material que lo rodea está erosionado.

Mientras tanto, los escombros que rodean a otro cráter cercano más pequeño no están alterados, una circunstancia que sugiere que el impacto que causó su creación tuvo lugar después del anegamiento.

Publicado en Astronomía

Los glaciares tropicales de Sudamérica desaparecen a causa del hollín y del aumento en la temperatura, lo que pone en riesgo el suministro de agua de comunidades que durante siglos han dependido de ellos. Sin embargo, los expertos dicen que el lento proceso, que se mide en centímetros de retroceso glaciar por año, también puede ocasionar una repentina y drástica tragedia.

El derretimiento de glaciares como el Pastoruri, de Perú, han hecho que ciudades como Huaraz, ubicada en la parte baja del glaciar, a unos 55 kilómetros  de distancia, estén en riesgo de aluviones repentinos originados por lagos glaciares.   

"A medida que desaparecen los glaciares en el mundo, hay menos agua disponible para generar energía hidroeléctrica, y como recurso renovable para la agricultura para consumo humano", dijo Benjamin Orlove, profesor de asuntos internacionales y públicos de la Universidad de Columbia en Nueva York. "El retroceso de glaciares también ocasiona varios desastres. Laderas enteras se desestabilizan, ocasionando deslaves que se desplazan varias millas (kilómetros) y han destruido pueblos enteros".

 

 

 

Benjamín Morales Arnao, director del Instituto Nacional de Investigación en Glaciares y Ecosistemas de Montaña de Perú, dijo que aunque los glaciares del país "son fuente de vida por sus recursos hídricos y su gran biodiversidad. También son fuente de catástrofes de origen glaciar".

El problema es que los lagos glaciares con frecuencia son estructuras bastante frágiles, creados cuando rocas y escombros desplazados por un glaciar forman una "morrena" (Montón de piedras, arena, barro y otros materiales que erosiona, transporta y acumula un glaciar)  que contiene su salida de agua. La represa también puede crearse con trozos del propio hielo del glaciar. Estas estructuras inherentemente inestables pueden colapsar con rapidez, sobre todo en lugares como Perú, que es propenso a frecuentes y violentos sismos.

Una solución al riesgo es la construcción de canales de piedra o recubiertos de cemento a través de las presas glaciares. Muchas presas de morrena han colapsado porque el agua de deshielo las erosiona al filtrarse o pasarles por encima. Otra solución sería evitar el calentamiento global que ocasiona, cada vez más, que los glaciares se derritan.

Los expertos en el Foro Internacional de Glaciares y Ecosistemas de Montaña, llevado a cabo en Huaraz la semana pasada, concluyeron que, por lo menos de momento, el mundo simplemente tendrá que hacer planes para los glaciares que se derriten.

   

Publicado en Medio Ambiente

Geofísicos han anunciado que una catástrofe puede afectar a más de 500 millones de personas asentadas en las zonas aledañas a los deltas fluviales.

El equipo de científicos británicos y estadounidenses recreó en condiciones de laboratorio una inundación provocada por el calentamiento global. Los desbordamientos de grandes ríos como el Nilo, el Amazonas, el Ganges o el Misisipi provocarían graves inundaciones en los vastos territorios de sus deltas. El experimento de los geofísicos demostró que el alcance de una catástrofe semejante llegaría a más de 500 millones de personas. 

El equipo partió en sus estudios del principio de semejanza hidrodinámica y creó un modelo de inundación para analizar su mecanismo y los factores que la provocan. El aumento del nivel del mar junto con tempestades y la intervención humana provocan la erosión del aluvión y el derrubio de los deltas.     

El estudio, según opinan los científicos, ayudará a tomar las medidas necesarias para reducir las consecuencias de los desastres naturales y salvar millones de vidas. 

 

Los detalles en>> 

Publicado en Actualidad