Identificarse Registrar

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

 

 

  

Las nuevas imágenes del ALMA, el radiotelescopio más grande del mundo, muestran la espiral espacial que se había formado por el gas expulsado continuamente por la estrella binaria LL Pegasi, también conocida como 'AFGL 3068. Las imágenes divulgadas aparecen en 2D, aunque el artículo del ALMA destaca que en 3D la espiral tiene forma de concha.

El descubrimiento revela datos sobre la naturaleza de las estrellas binarias a través del gas que emiten y que permanece muy lejos de la estrella, a una distancia de varios miles de radios estelares. Este descubrimiento ayudará a los científicos a determinar la órbita de la estrella binaria, dado que esta órbita de forma elíptica se refleja en cada ciclo de la espiral.

Los científicos destacan, que las estrellas binarias LL Pegasi concluyen el ciclo en torno a su órbita elíptica durante 800 años. Este movimiento binario resulta difícil de ser observado incluso por varias generaciones de la humanidad, destaca el otro coautor de la investigación, Liu Sheng-Yuan (Taiwán, China), añadiendo que el desciframiento de la espiral en forma de concha es una manera ingeniosa de rastrear la historia del movimiento orbital.

El hallazgo fue realizado por el ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), ubicado en el desierto de Atacama en Chile. La instalación cuenta con 66 radiotelescopios de alta precisión que funcionan simultáneamente, por lo que en conjunto pueden ser considerados el mayor radiotelescopio de nuestro planeta.

La instalación astronómica es fruto de una asociación entre Norteamérica, Asia Oriental y Europa, que han invertido un total de 1.400 millones de dólares en su construcción.

Publicado en Astronomía
Miércoles, 01 Marzo 2017 12:43

Los eventos astronómicos del Marzo

El calendario de eventos astronómicos de 2017 recuerda los fenómenos más destacados durante los próximos treinta días. Estos serán los eventos más importantes:

El hallazgo de los anillos de Urano

Orange kun (Wikimedia)

El calendario astronómico de marzo de 2017 cuenta entre sus efemérides con el aniversario del descubrimiento de los anillos de Urano. El 10 de marzo de 1977, dos equipos del Kuiper Airborne Observatory y el Perth Observatory determinaron que Urano poseía un sistema de anillos similar al que presenta Saturno.

 

En 1986, la misión Voyager-2 retrató de cerca el planeta, y gracias a estas imágenes, los científicos pudieron identificar trece anillos alrededor de Urano. Posteriormente, se anunció el hallazgo de dos anillos más. El próximo 10 de marzo se conmemora un descubrimiento que cambió nuestra comprensión sobre uno de los mundos vecinos del sistema solar.

Lluvias de estrellas

MK Feeney (Flickr)

El 14 de marzo es el mejor día para disfrutar de la lluvia de estrellas que anticipa el comienzo de la primavera. El espectáculo estelar de las virgínidas agrupa en realidad a más de diez eventos celestes que proceden de la constelación de Virgo. El fenómeno será visible tanto desde el hemisferio norte como desde el hemisferio sur del planeta.

La Luna en marzo

Superluna del 14 de diciembre de 2016 va acompañada de eventos que la hacen extraordinaria. (Wikimedia Commons)

La Luna estará en conjunción con Venus y Marte el día 1 de marzo, lo que implica que nuestro satélite estará en la misma longitud celeste que los dos planetas observados desde la Tierra.

El 3 de marzo, cuarenta y ocho horas después, la Luna estará en el perigeo, es decir, en el punto más cercano a la Tierra, por lo que se situará a “solo” 369.123 kilómetros en su órbita alrededor de la Tierra.

A finales de marzo, el día 30, se volverá a localizar en el perigeo a 363.846 kilómetros al haber completado el satélite una vuelta más alrededor de nuestro planeta.

 

El próximo 12 de marzo, la Luna estará en fase llena. Dos días más tarde, el satélite estará en conjunción con Marte; mientras que el día 20 la Luna estará en conjunción con Saturno, el día 27 con Venus y el 30, en conjunción con Marte.

En su recorrido alrededor de la Tierra, el satélite se situará en el apogeo el próximo 18 de marzo, en otras palabras, se encontrará en el punto más alejado de nuestro planeta, a 404.624 kilómetros. Aunque las diferencias de tamaño por la distinta distancia apenas serán percibidas por aquellos que miren al cielo.

Llegan la primavera… y el otoño

Fuente: Pixabay.

El calendario de la astronomía en marzo incluye otro evento importante para el próximo 20 de marzo. Será entonces, en el hemisferio norte, cuando ocurra el equinoccio de primavera, mientras que en el hemisferio sur del planeta disfrutarán del equinoccio de otoño.

Una fecha importante que supone el cambio de la estación del año, unos para disfrutar de mejores temperaturas y árboles en flor, otros para volver al frío y las lluvias típicas de la época otoñal.

Por último, durante la madrugada del sábado 25 al domingo 26 de marzo se producirá en España el cambio de hora para comenzar el horario de verano, según lo dispuesto en la Directiva 2000/84/CE y el Real Decreto 236/2002. La medida implica perder una hora de sueño, una modificación que apenas tiene impacto en nuestro organismo, según los expertos.

Publicado en Astronomía

El observatorio meteorológico estadounidense GOES-16 de la NASA ha obtenido su primera imagen, captada el 29 de enero de 2017. La impresionante instantánea muestra un agujero coronal masivo en el Sol que permite un entendimiento más profundo de la actividad del astro.

El Sol tiene un ciclo de 11 años en el que su actividad cambia de fuerte a leve. Actualmente, nuestra estrella se está acercando al mínimo solar. Durante la fase suave, las llamaradas solares se vuelven raras, con una actividad solar mucho más baja. En estos momentos, los agujeros coronales aparecen en la superficie, escribe Science Examiner. 

Estos agujeros representan áreas donde la corona del Sol aparece más oscura porque el plasma tiene corrientes de alta velocidad abiertas al espacio interplanetario, resultando en un área más fría y de menor densidad en comparación con su entorno. 

Solar Ultraviolet Imager (SUVI) es un telescopio que monitorea el sol en el rango de ondas ultravioleta extremas. Va a captar imágenes del disco solar 24 horas por día y podrá ver más del ambiente alrededor del Sol que los satélites geoestacionarios anteriores de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

La corona solar es tan caliente que se observa mejor con las cámaras de rayos X y ultravioleta. Varios elementos emiten luz en longitudes de onda específicas de EUV y rayos X, dependiendo de su temperatura, por lo que, observando en varias longitudes de onda diferentes, se puede hacer una imagen de la estructura de temperatura completa de la corona. El GOES-16 SUVI observa el Sol en seis canales EUV.

Los datos del SUVI proporcionarán una estimación de las temperaturas del plasma coronal y mediciones de sus emisiones, que son importantes para la predicción del tiempo espacial. Este telescopio es esencial para entender áreas activas y erupciones que pueden conducir a eyecciones de masa coronal capaces de impactar la Tierra.

Publicado en Astronomía

Según un artículo publicado en la revista Nature Astronomy, explica cómo  la  superficie de Luna resultó estar cubierta de una cantidad enorme de oxígeno emitido por planetas y microbios terrestres.

Los supuestos ‘rastos de vida ‘ en la Luna  los descubrió el astrónomo Kentaro Terada y sus colegas después de revisar los datos recopilados por la sonda lunar Kaguya.

En abril del 2008,  en Kaguya, se encontró en una órbita muy peculiar, en una línea recta que cruzaba el Sol, la Tierra y la Luna.

Las mediciones que realizó la sonda, mostró algo que tomó desprevenidos a los científicos: el viento solar trae una cantidad grande de iones y moléculas de oxígeno de la atmósfera terrestre a pesar de que la Tierra posee un ‘escudo magnético’.

Las muestras de oxígeno tienen origen biogénico y fueron sintetizadas oír microbios, plantas y algas. Estas muestras se han estado almacenando en la Luna durante millones de años.

Publicado en Astronomía

A medida que continuamos la búsqueda de mundos habitables más allá de nuestro sistema solar, cada vez más estamos encontrando más candidatos cerca de casa.

hay un pequeño exoplaneta rocoso dentro de la llamada "zona habitable" en Proxima Centauri, una  pequeña estrella enana roja justo al lado. Pero hay más y los astrónomos están empezando a identificar cuáles de estos extraños mundos nuevos podríamos pronto echar un vistazo a la próxima generación de telescopios avanzados en la Tierra y en el espacio.

Conocido por albergar a tres exoplanetas, el sistema Wolf 1061 es interesante, ya que podría ser un objetivo para el Telescopio Espacial James Webb de la NASA que está programado para lanzarse en 2018

Ubicados en las zonas habitables de las estrellas, los exoplanetas (como el de Wolf 1061) se piensan que no son ni demasiado calientes ni demasiado fríos para que el agua líquida persista en sus superficies. En la Tierra, donde hay agua líquida, hay vida, y si hay agua en estos mundos, también podría haber vida allí.

Así que si podemos caracterizar adecuadamente las atmósferas exoplanetarias, podríamos, algún día, ser capaces de detectar las sustancias químicas que pueden revelar información sobre cualquier "biomarcadores" que puedan estar presentes - químicos que revelan la presencia de procesos biológicos.

Publicado en Astronomía

Astrónomos de EUA,  hicieron un gran hallazgo, han localizado siete grupos de galaxias enanas. Esto facilitará a entender cómo crecen conjuntos de estrellas como la Vía Láctea.

Estas galaxias fueron localizadas a partir del estudio y análisis del llamado Sloan Digital Sky Survey, un proyecto de investigación del espacio mediante imágenes realizadas por un telescopio.

Los científicos también utilizaron, entre otros, un telescopio del observatorio ApachePoint en Nuevo México, para confirmar que estos grupos de galaxias están unidos.

Además de un conjunto de estrellas, una galaxia tiene nubes de gas, planetas, polvo cósmicos, materia y energía oscura unidos gravitatoriamente. La investigación indica que cada grupo de estas galaxias alberga de tres a cinco miembros conocidos, por lo que aporta una ventana u mica para entender el mecanismo sobre la posible formación de galaxias aisladas con mayor masa.

Publicado en Astronomía

Un grupo de astrónomos pertenecientes al proyecto Sloan Digital Sky Survey (SDSS), que nace con el objetivo de construir un mapa detallado del Universo, ha obtenido datos que demuestran que el ser humano y las estrellas comparten los mismos elementos químicos.

Con la ayuda del telescopio ARC del Observatorio Apache Point en Nuevo México (EE.UU.), equipado con instrumentos que miden longitudes de onda infrarrojas, el estudio analizó cerca de 150.000 estrellas a lo largo de la galaxia a fin de conocer los elementos químicos que las componen. Mediante un análisis espectroscópico se determinó que estos cuerpos celestes están compuestos de los seis elementos más comunes de la vida en la Tierra, los cuales constituyen el 97% del cuerpo humano: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, fósforo y azufre (conocidos por el acrónimo nemotécnico de CHONPS).

Asimismo, se demostró que la proporción de cada elemento es distinta en las estrellas y en los humanos. Por ejemplo, mientras que el oxígeno constituye el 65% de los átomos del organismo humano, solo hace parte del 1% de la masa de todos los elementos en el espacio que se componen principalmente de hidrógeno. Los investigadores encontraron además una concentración más fuerte de estos elementos en el centro de la Vía Láctea que en sus parte exterior.

Los resultados podrían ayudar a los astrónomos a obtener una nueva comprensión de la estructura de la galaxia y confirman la "clara conexión de los humanos con la galaxia, así como la frase del famoso astrónomo Carl Sagan: "El nitrógeno de nuestro ADN, el calcio de nuestros dientes, el hierro de nuestra sangre, el carbono de nuestras tartas de manzana se hicieron en los interiores de estrellas en proceso de colapso. Estamos hechos, pues, de sustancia estelar".

Publicado en Ciencia y Tecnología

Un grupo de astrónomos de la NASA, ha detectado varios cometas 'suicidas' hundiéndose en la estrella joven HD 172555  situada a unos 95 años luz de la Tierra. El hallazgo fue posible gracias a las observaciones del telescopio espacial Hubble que detectó dos fenómenos por separado con un intervalo de seis días.

La estrella donde ocurrieron estos fenómenos se encuentra en la Asociación estelar de Beta Pictoris, que es el conjunto de estrellas jóvenes más cercano a la Tierra. La propia HD 172555 tiene  la antigüedad   de 23 millones de años y es considerada 'adolescente' en comparación con el Sol, que tiene 4.600 millones de años de edad.

El hallazgo permitirá saber más sobre el efecto que la caída de estos cometas pudo tener en las etapas tempranas de nuestro sistema solar y también en actualidad, ya que, precisamente, estos objetos espaciales tal vez transportaron agua a la Tierra y a otros planetas

Los astrónomos no vieron exactamente a los cometas cayendo de la órbita de la  estrella, sino que detectaron el movimiento rápido de gases de silicio y de carbono a una velocidad de 580.000 kilómetros por hora cerca del disco.

La explicación más probable es que los gases de formaron después de que unos objetos parecidos a cometas se fragmentaron al atravesar este disco, Sin embargo, sin más datos adicionales no se puede saber con certeza si de verdad se trata de cometas o de algún otro tipo de objeto, como asteroides.

Publicado en Astronomía

Durante 2016 la NASA rompió un récord de exploración del universo que incluyeron numerosos avances tecnológicos, científicos y en temas de exploración del espacio.

Se trató de un “progreso récord en nuestros objetivos de exploración”, dijo Charles Bolden, Administrador de la NASA, quien añadió que los científicos avanzaron en las capacidades para explorar mucho más el Sistema Solar mientras “aumentamos las observaciones de nuestro hogar y nuestro universo, aprendiendo más sobre cómo constantemente vivir y trabajar en el espacio”

  • La sonda espacial Juno llega a Júpiter: Luego de casi cinco años de viaje a través del Sistema Solar, la sonda espacial Juno entró en la órbita de Júpiter el pasado 4 de julio. La sonda tuvo que realizar una complicada maniobra para reducir suficientemente la velocidad como para permitir que se detuviera en órbita: se encendió su motor principal durante 35 minutos y frenó con eficacia para reducir la velocidad de la nave espacial en cerca de 542 metros por segundo. Es la primera nave espacial en orbitar Júpiter desde Galileo, que se estrelló deliberadamente contra el planeta el 21 de septiembre de 2003, para proteger uno de sus descubrimientos: un posible océano debajo de la luna Europa.

 

 

 

  • Nuevo telescopio espacial para revelar los secretos del universo: Después de años de estudios preparatorios, la NASA inició en febrero de este año una misión astrofísica “para ayudar a desbloquear los secretos del universo”. Para ello crearon el telescopio Wide Field Infrared Survey Telescope (WFIRST). Este tiene una vista 100 veces más potente que la del telescopio espacial Hubble y será de gran ayuda para los científicos de la NASA en investigaciones sobre energía y materia oscura, así como para explorar la evolución del cosmos.

 

  • Descubren 1.284 planetas nuevos: En mayo de 2016, la NASA hizo el hallazgo de planetas más grande en la historia al encontrar 1.284 nuevos. La misión Kepler hizo el descubrimiento y verificación de los nuevos planetas. El análisis de los nuevos planetas se dio en base al catálogo de la misión Kepler en julio de 2015, que había identificado 4.302 potenciales planetas. Los más de 1.200 planetas cumplen con el 99% de los requisitos para ser considerados como tales, a diferencia de los demás, que requerían un estudio adicional pues eran propensos a no ser planetas reales. En julio de 2015, la NASA anunció que había encontrado el exoplaneta Kepler-452b que tiene aproximadamente el mismo tamaño de la Tierra y está en una "zona habitable" alrededor de una estrella como el Sol.

 

 

 

  • ¿Hay agua en una de las lunas de Júpiter? Gracias a las observaciones hechas a través del telescopio Hubble, los científicos recogieron evidencia que sugiere que habría columnas de agua saliendo de Europa. Se les conoce como plumas, que son columnas de fluido o vapor. La NASA dijo que “Europa (la luna de Júpiter) tiene un océano global enorme que contiene hasta dos veces la cantidad de agua que los océanos de la Tierra, pero está protegida por una capa de un material desconocido inusualmente duro y frío. Las plumas proveen una oportunidad de tomar muestras de lo que sucede bajo la superficie sin tener que perforar el hielo”.

 

  • Scott Kelly regresa del espacio después de un año: El 1 de marzo, los astronautas Scott Kelly, Mikhail Kornienko y Sergey Volkov volvieron a la Tierra después de completar una misión de casi un año en la Estación Espacial Internacional, un récord para un astronauta estadounidense. El veterano del espacio fue testigo de algunas de las escenas más impresionantes de la Tierra durante su misión, como observar la aurora boreal, pasar por encima de las Bahamas y ver enormes tormentas como el huracán Patricia. En marzo de este año, la NASA capturó también los primeros minutos de la explosión de dos estrellas y observaron, por primera vez, la onda de choque generada por el colapso de una supernova.

 

La NASA resaltó una gran cantidad de proyectos de investigación y avances tecnológicos durante 2016, como por ejemplo un contrato por 20 millones de dólares con la compañía Lockheed Martin para que desarrolle un diseño preliminar de un avión de pasajeros más silencioso designado para volar más rápido que la velocidad del sonido.

Publicado en Astronomía

Este viernes, 30 de septiembre, los habitantes del hemisferio occidental tendrán la oportunidad de contemplar un raro fenómeno astronómico conocido como 'luna negra', algo que muchos vinculan con el 'apocalipsis'.

De acuerdo con los astrónomos, la espectacular luna negra se produce cuando la parte iluminada de la Luna se ve atrapada en la sombra de la Tierra, lo que hace prácticamente imposible verla. El fenómeno ocurre aproximadamente cada 32 meses, pero este tiene un significado especial debido a otra actividad celestial de este mes.

El primer día de septiembre trajo consigo el eclipse solar 'anillo de fuego', donde la Luna se alinea con la Tierra y el Sol por encima de África, haciendo que parezca como si el sol se hubiera oscurecido. Este fenómeno, por su parte, junto con la luna negra, hace que muchos teman lo peor.

Así, un teórico de la conspiración, escribió en Facebook: "Esas señales nos hacen saber que Jesús viene pronto. Nos aproximamos al final de nuestro mundo y el fin de la vida en la Tierra para todos los seres humanos. Todos los días, tenemos que acercarnos más a nuestro Salvador Jesucristo. Porque nadie puede escapar de lo que le espera a la Tierra".

Mientras tanto, otros vinculan el doble fenómeno astronómico con la Biblia. De acuerdo con el sitio web  Los signos del final de los tiempos, el libro de Mateo, capítulo 24:29, dice: "Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo y se agitarán las potencias de los cielos".

En Lucas 21:25-26, la Biblia dice: "Y habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas; y en la tierra manda la angustia de las naciones con confusión; el mar y las olas son rugidos; corazones de los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra".

Sin embargo, los científicos dicen que no hay nada que temer, ya que en la Tierra todo continuará con normalidad durante y después del fenómeno.

Publicado en Astronomía
Página 1 de 4