Existen todavía muchos escenarios que resultan todo un verdadero misterio para el hombre, tal y como sucede en el legendario Parque Nacional de Yellowstone.

Ubicado en Wyoming, esta zona natural tiene entre otras cosas 5,592 millas de extensión territorial, espectaculares cañones, ríos, bosques exuberantes, aguas termales y sus inigualables géiseres como el Old Faithful. Además, sus sistemas de vida albergan a cientos de especies animales como osos, lobos, bisontes, alces y antílopes. Pero más allá de toda esta belleza natural, existe un enigma en particular que la comunidad científica no ha podido revelar tras varios años de estudio: el origen del súpervolcan de este parque. A pesar de las diferentes investigaciones en torno a este fenómeno, los investigadores no han podido concretar a ciencia cierta cómo fue su creación. Algunos consideran que se debe a que se encuentra en la pluma mantélica, que es magma caliente que fluye desde el manto terrestre hasta la corteza del planeta. Otra hipótesis argumenta que dicho volcán nació como resultado de diferentes procesos propios de la litosfera de la zona montañosa, aunque no se ha podido especificar de cuales se tratan con exactitud.

Por lo pronto, mediante un estudio publicado en la revista Nature Geoscience por parte de los geólogos de la Universidad de Texas, Peter Nelson y Stephen Grand, se habría logrado establecer cuál de estas dos teorías podría ser la correcta. A través de un análisis proveniente de dos tipos de columnas sísmicas producidas en aquel lugar, se pudo descubrir la existencia de una zona larga, delgada e inclinada dentro del manto, la cual mide unas 217 millas de diámetro, hecho que corroboraría el contenido de materia incandescente. Gracias a esto, los científicos consideraron que las altas temperaturas y los registros de velocidad considerablemente altos por parte de la pluma mantélica, harían capaz a esta materia en filtrarse a través de las formaciones rocosas frías para salir a la superficie de la Tierra, provocando grandes erupciones volcánicas. Los expertos señalaron que las características de Yellowstone resultan muy especiales y diferentes a otras zonas volcánicas, por lo que la teoría clásica de la pluma podría considerarse como la hipótesis más cercana al verdadero origen del lugar.

www.gaia.com/jaimemaussan

Fuente: El nuevo día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *