La rana punteada (Hypsiboas punctatus) es una especie bastante común en una docena de países de Sudamérica. Lo que no es nada común es que hasta ahora nadie hubiera estudiado una de sus características más singulares.

Un equipo de investigadores encabezado por Carlos Taboada, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina, ha descubierto que esta rana de hábitos arbóreos es fluorescente. Los detalles de este estudio se presentan en un artículo publicado (13 de marzo) en la revista PNAS (editada por la Academia de las Ciencias de Estados Unidos).

Los autores, por otra parte, puntualizan que la Hypsiboas punctatus presenta la condición conocida como fluorescencia, que

La rana puntuada capta la luz diurna y la emite al anochecer

no se debe confundir con la bioluminiscencia. Un animal bioluministences es aquel que tiene la capacidad de producir luz propia a base de reacciones químicas internas. En cambio, la fluorescencia es la capacidad de absorción de luz -en forma de radiación electromagnética de longitud de onda corta- y emitirla más tarde en longitudes de onda más largas.

Los autores explican que el origen de la fluorescencia en esta rana arbórea parece encontrarse en varios hyloins, compuestos fluorescentes derivados de dihidroisoquinolinona.

Síguenos en www.gaia.com/jaimemaussan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *